Valencia

Desmantelan una organización criminal dedica al robo con fuerza en establecimientos y gasolineras

Agentes de la Guardia Civil detienen a 6 hombres como supuestos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia, robo con fuerza, blanqueo de capitales, falsedad documental, y usurpación del estado Civil

iV.com.-  En el marco de la operación “LEGONA”, desarrollada en la provincia de Valencia, agentes de la Guardia Civil desarticularon una organización criminal compuesta por 8 personas, dedicadas al robo con fuerza, a los que se les atribuye 38 robos cometidos en viviendas, bares, gasolineras y una joyería en las provincias de Valencia y Castellón.

La operación se ha saldado con la detención de 6 personas y se investiga a otras 2, por supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia, robo con fuerza, blanqueo de capitales, falsedad documental, y usurpación del estado civil. En los registros efectuados los agentes han intervenido diferentes piezas de joyas, teléfonos móviles y 300 gramos de hachís.

Otro momento de uno de los asaltos. Img Guardia Civil
Otro momento de uno de los asaltos. Img Guardia Civil

La operación se inició el pasado mes de febrero, cuando los agentes investigaban un robo cometido con violencia en una gasolinera de Sagunto (Valencia), donde tres personas rompieron los cristales del local, amenazaron a la empleada y sustrajeron la recaudación.

Con este suceso cómo punta de lanza, los agentes iniciaron una investigación con al objeto de identificar y detener a los autores de estos hechos, que dieron cómo resultado la identificación de un grupo de personas que pertenecían a una organización criminal especializada en realizar robos con fuerza.

Los agentes detuvieron a 6 personas (otras dos son investigadas), seis varones y dos mujeres, de edades comprendidas entre los 21 y 49 años y todos de nacionalidad rumana. El grupo simulaba dedicarse a la recogida de residuos.

Se da la circunstancia de que los individuos arrestados se desplazaban en bicicletas, haciéndose pasar por vendedores de desperdicios. De esta forma conseguían pasar desapercibidos y aprovechaban para seleccionar los futuros objetivos que iban a asaltar, especialmente bares con maquinas recreativas.

También utilizaban el tren, ubicándose en distintos vagones para que nadie pudiera relacionarlos entre si, llegando incluso a no hablar entre ellos, lo que les permitió cometer robos en distintas localidades de Castellón y de Valencia. Pero dejaban ya una pista a los agentes puesto que los robos siempre eran en lugares próximos a la línea ferroviaria.

El cabecilla de la organización, con tres reclamaciones judiciales en vigor, utilizaba varias identidades falsas. Asimismo, era el encargado de distribuir el trabajo de los demás componentes de la banda y de repartir los roles que en cada momento ejercían cada uno de ellos. El sujeto sólo salía de su domicilio a la hora de cometer los robos.

Antes de cometer las distintas fechorías, uno de los componentes del grupo realizaba una detallada previsualización del lugar donde se producirá el hecho delictivo. Se desplazaba hasta el lugar y verificaba las medidas de seguridad que poseía el local (ventanas, rejas, barrotes, contraventanas, las puertas principales, así como el interior del local, el numero de maquinas recreativas que se encontraban en su interior, su disposición, y sus sistemas de seguridad, etc.).

Parte de los objetos recuperados por los agentes. Guardia Civil
Parte de los objetos recuperados por los agentes. Guardia Civil

 

A la hora de cometer el robo se distribuían de tal forma que mientras varios de ellos entraban en el establecimiento otro se quedaba fuera vigilando para alertar en caso de observar presencia policial.

Una vez sustraídos los objetos, pasaban la noche a la intemperie y regresaban a sus domicilios a la mañana siguiente en tren para pasar desapercibidos, debido a la gran afluencia de personas a esas horas. Asimismo, la organización contaba con puntos estratégicos donde guardaban el material necesario para realizar los robos.

Cabe destacar que entre los efectos intervenidos se ha podido recuperar un móvil y los pendientes que le fueron sustraídos a la dependienta de una gasolinera. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgados de Instrucción nº 4 de Sagunto (Valencia).

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter