Cultura

Detener el tiempo

Poema perteneciente al libro inédito de Antonio Gil-Terrón Puchades “La rosa negra”, 1985 – 2015

Antonio Gil-Terrón

Camina junto a mí, sueño, y andemos por la orilla de una playa que no termina ni tan siquiera allí donde el mar besa el cielo.

Sueño, verso, vuelo, velero sin rumbo ni puerto, tu nombre ya no recuerdo, tan solo tu rostro quieto, tu mirada profunda; alma, vida y lamento, con la provocación estudiada en cada gesto, en cada te quiero, y qué quieres que yo le haga, pequeña tentación buscada, si yo también te deseo.

No hables ya, no digas nada, que estoy aprendiendo a amar tu silencio, aquel que nació de un cruce de miradas y pudo detener el tiempo.

 

@elvelorasgado

 

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter