Deportes

Peligra el Tour para Contador

Tinkoff acapara emociones: Alberto se deja 47 segundos después de otra caída mientras Sagan vence y es nuevo líder

iV.com.- Peter Sagan, con la ayuda en la maniobra ejecutada por su compañero Kreuziger, resultó vencedor y maillot amarillo en la segunda etapa del Tour. Alberto Contador, maltrecho por la caída del sábado y por otra este domingo, se dejó 47 segundos respecto a Froome, Quintana y y el nuevo líder, su compañero en Tinkoff.

Stuyven, corredor belga del Trek, desplegó todo el suspense en una llegadaemocionante. Saltó de la escapada del día y soñó con ganar después de coronar dos puertos de tercera pero había demasiados aspirantes para el triunfo en el segundo día de Tour.

Uno de ellos era Peter Sagan, que con la colaboración de Kreuziger acabó con los grandes, incluído Contador, que no pedalea cómodo, arrastra las secuelas de una noche sin dormir y el efecto de la magulladura en el cuerpo. “Físicamente estoy tocado. No puedo pedalear como me gustaría”, dijo en la meta después de perder 47 segundos y no aguantar el arreón de su compañero Kreuziger.

Sagan superó ataque final de Alaphilippe y de Alejandro Valverde, especialista en este tipo de llegadas. Froome, quinto, y Quintana, séptimo, aprovecharon las dolencias de Contador.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter