Valencia

Baco de Oro para Bodegas Vicente Gandía

El Albariño “Con un Par” seduce a la Unión Española de catadores

iV.com.- El albariño “Con un Par” de Bodegas Vicente Gandía ha sido galardonado con un Baco de Oro. La variedad Albariño es el buque insignia de la D.O. Rias Baixas y “Con Un Par” es un vino elaborado 100% con esta variedad. Un magnífico acompañante de pescados y mariscos.

Destaca su color amarillo pajizo con irisaciones verdosas, es limpio y muy brillante. En nariz desprende aromas a mandarina, azahar, bollería fresca, peras y albaricoques. Un vino delicioso, sabroso y potente.

La pera, el melón y los cítricos son evidentes en el paladar. Su etiqueta de diseño muy cuidado recuerda a los carteles de las películas de Pedro Almodovar.

La Unión Española de catadores realiza el concurso más importante de vinos jóvenes de calidad en España. Este concurso no presenta restricciones en cuanto a tipología (vinos blancos, rosados, tintos y dulces) ni tampoco en cuanto a procedencia.

Más de 60 profesionales (periodistas, sumilleres, enólogos y directores) se reúnen para evaluar en una cata a ciegas todos los vinos inscritos a este concurso que tienen por requisito ser de la cosecha 2015.

Bodegas Vicente Gandía sigue cosechando galardones y el premio Baco de Oro concedido a “Con un Par” se suma a los numerosos premios internacionales concedidos a la bodega en los últimos años. Gracias a ello Vicente Gandía está en el top 50 del Ranking elaborado por la Asociación Mundial de Periodistas del Vino.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter