Deportes

Chile-Argentina, Final de la Copa América Centenario

El escenario del partido, el estadio Red Bull Arena de Nueva Jersey, el más caro del mundo (TarjetaRoja-ESPNdirectTV on-line, 02.00 hora española)

iV.com.- La selección Argentina tiene una cita con su historia. El cuadro albiceleste no gana un torneo desde 1993 y una nueva frustración, la tercera consecutiva después del Mundial de Brasil y la Copa América de Chile, podría poner fin a una generación de jugadores.

El equipo que dirige Gerardo Martino ha ganado todos sus partidos para llegar a la final, incluido el duelo del debut, precisamente ante Chile. Fue un 2-1 con un mal partido de los chilenos y un segundo tiempo contundente de Argentina.

La albiceleste confía su capitán, máximo referente y mejor jugador del mundo, Lionel Messi, y en el regreso de Angel Di María, que siempre brilla ante Chile.

Chile comenzó con muchas dudas, cómo se ha dicho, ante Argentina. Pero levantó, pasó la fase de grupos y en cuartos de final despertó con furia. México sintió todo el rigor de Chile con un 7-0 histórico y después Colombia no pudo sobreponerse a dos golpes tempraneros de Charles Aránguiz y José Pedro Fuenzalida.

El equipo que dirige el ex jugador y ex entrenador entrenador valencianista Juan Antonio Pizzi, confía en lo que pueden hacer Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas, que pelea el título de goleador del torneo con Messi. Además, destaca la recuperación de Claudio Bravo, de bajo nivel en la primera ronda.

Pizzi sin embargo, no podrá contar con el lesionado Pedro Pablo Hernández, pero recupera a Marcelo Díaz, que no está al 100%, pero que no se perderá esta final de la Copa América Centenario.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter