Actualidad

El doble asesino de la calle Císcar se entrega en Alicante

Ya había sido identificado por la Policía Nacional y ha confesado las muertes de Juan Carlos y Araceli Oliva, los dos hermanos de 79 y 75 años

iV.com.- El doble asesinato de la calle Císcar, ocurrido el pasado 22 de mayo, en el que dos hermanos, de 79 y 75 años, fueron encontrados estrangulados en su domicilio, está cerca de resolverse al haberse entregado esta tarde el presunto doble asesino de las víctimas en una comisaría de Alicante.

Antes, el grupo de Homicidios de la Policía Nacional lo tenía identificado desde poco después de cometer sus crímenes, pero el sospechoso permanecía huido desde entonces.

Los hermanos Oliva Bellido, Juan Carlos y Araceli ,de 79 y 75 años, fueron encontrados sin vida en el número 54 de la calle Císcar. La muerte se habría producido un mes antes pero el asesino trató de retrasar al máximo el hallazgo de los cadáveres camuflando el olor que producen los cuerpos en descomposición con toda clase de artimañas: envolvió los cuerpos en sacos de dormir y los empaquetó con cuerdas, los cubrió con una alfombra, colocó una gruesa capa de sacos de arena para gatos sobre los cadáveres y después llenó la habitación de ambientadores. Antes de irse, puso un candado en la puerta de la habitación por fuera y cerró con llave la de la vivienda.

Además y de forma muy premeditada, instaló un dispositivo en la puerta, una especie de detector de movimientos, para saber si los cadáveres de sus víctimas eran encontrados. Incluso después de cometer sus crímenes y cómo publicó el diario Levante emv,  regresó varias noches a la vivienda, según demuestran los testimonios de varios vecinos quienes aseguraban haber escuchado pisadas en la casa cuando ya llevaban varios días muertos los dos hermanos.

El asesino, que ayer se entregó a la policía y confesó los hechos, había huido con el coche de sus víctimas. Había estado cuidando a los dos septuagenarios durante varios meses y había logrado que éstos le prestaran 18.000 euros. Ahí parece radicar el móvil del crimen.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter