Valencia

Consultas externas del Clínico sobrepasa los 30 grados de temperatura

El sindicato CSI-F insta a la Conselleria a resolver el problema, que afecta también a la UCI pediátricaUCI

iV.com.- El sindicato CSI·F ha denunciado este miércoles que en el interior del pabellón A del Hospital Clínico de Valencia se están alcanzando estos días temperaturas superiores a 30 grados.

La central sindical subraya que se trata del edificio que alberga consultas externas y unidades tan sensibles como la UCI Pediátrica y la UCI Neonatal. El sindicato avisa que la situación “se complicará con el incremento del calor y urge a Conselleria de Sanidad a solucionar los problemas de refrigeración del recinto”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) explica que las deficiencias de climatización en el pabellón A empeoraron el pasado año y se han ido agravando a medida que avanza 2016. La propia Junta de Personal ya advirtió en febrero de que “las temperaturas de las incubadoras se disparan por el excesivo calor en el exterior” y de “mareos y síncopes” que sufren padres y madres e incluso “desvanecimientos” de personal sanitario.

CSI·F subraya que las temperaturas sobrepasan los 30 grados en el interior del recinto “con más afluencia de público del hospital. Sobre todo de niños y de mayores, personas con mayor sensibilidad al calor”.

El sindicato apunta que se han producido constantes quejas de jefes de servicio a la dirección del hospital, sin que hasta la fecha hayan adoptado soluciones. Incluso señala que algunas consultas se realizan en el mismo pasillo para atenuar el calor.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter