Entretenimiento

El Paseo del Arte del Umbracle acoge doce esculturas del artista portugués Francisco Simões

La figura femenina tiene un papel fundamental en la obra del artista

iV.com.- La Ciudad de las Artes y les Ciencias de Valencia acoge hasta el próximo mes de octubre una nueva exposición formada por doce esculturas realizadas por el artista portugués Francisco Simões. La muestra ‘Cuerpo de Mujer’ se ubica en el Paseo del Arte del Umbracle, es de libre acceso y reúne obras que representan diferentes figuras femeninas realizadas en mármol verde, rojo, negro y travertino.

Margarita Prieto, comisaria de la exposición, señala que “la figura femenina tiene un papel fundamental en la obra del artista, en sus esculturas Francisco Simões expone la desnudez de la mujer, su movimiento como si se tratara de una composición musical o un ballet clásico, donde la voluptuosidad caracteriza su cuerpo”.

Para Prieto, “la enorme sensualidad transmitida en todas las obras de Francisco Simões, desde el diseño que el artista plástico considera la madre de todas las artes, al resultado final de cada escultura que admiramos, nos revela la presencia constante de enorme amor y adoración a la Mujer, tantas veces elogiada a lo largo de la historia”

Simões nació en 1946 en Porto Brandão (Almada) Portugal. Estudió en la Escuela de Artes Decorativas de Antonio Arrojo, donde se licenció en 1964. En 1968, trabajó en el Museo de Louvre; en 1969 trasladó su residencia a Funchal y formó parte de la comisión directiva del Museo Da Quinta das Cruzes. Ha realizado 60 exposiciones colectivas y 40 individuales en Portugal, Francia, Italia y Venezuela.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter