Deportes

80-82: Adiós con aires de campeón

Valencia Basket apretó hasta el final al Madrid que sólo pudo ganar gracias al acierto de Carroll y de Llull

iV.com.- Quee este Valencia Basket tiene hechuras de campeón ya no lo duda nadie. Tal vez sólo le falta un poco de conmvicción y algo más de suerte. El Real Madrid estuvo a merced de los de Pedro Martínez durante toda la segunda parte pero logró cerrar su pase a la final del la Liga ACB al imponerse por un ajustado 80-82 en el cuarto partido de la serie, gracias a su fiabilidad desde la línea de tiros libres.

Los visitantes dominaron la primera parte gracias a su gran porcentaje de tiro de tres puntos pero los locales supieron sobrevivir y con una notable defensa lograron nivelar el encuentro y desgastar a su rival hasta forzar un final a cara o cruz en el que entre  Carroll y Llull le dieron la triunfo.

El Madrid arrancó el choque con las ideas claras y la puntería ajustada. Su buena rotación de balón aprovechó la frialdad defensiva inicial de los locales y con los triples de Maciulis pudo abrir una primera ventaja y hacerse con la iniciativa del juego.

A Valencia Basket no le bastaba con la clarividencia de San Emeterio para ajustar el choque y un par de canasta de Llull dejaron en nada los esfuerzos de los de Pedro Martínez por ajustar su defensa (8-18, m.6).

Pero la entrada en la pista de Lucic y de Stefansson acabó por darle la consistencia que le faltaba y con el desparpajo del escolta islandés una nueva opción ofensiva con la que compensar la lluvia de triples del Real Madrid, que anotó nueve de quince en a primera parte.

Aún así, con la vuelta a la pista de Justin Hamilton y el enorme trabajo de Romain Sato en todas las facetas, los locales se las arreglaron para llegar al descanso habiendo reducido a la mitad su máxima desventaja (38-44, m.20).

Hamilton abrió la segunda parte con un triple que puso a Valencia Basket en disposición de disputarle el mando del choque al Real Madrid pero a los locales les entró algo de vértigo y en principio no pudieron arrebatárselo. Lo logró cuando Pedro Martínez juntó en la pista al pívot estadounidense con su homólogo Bojan Dubljevic.

Con esa pareja interior y el refresco de Stefansson, Valencia Basket logró su primera ventaja (51-50, m.27) y el choque entró en un intercambio de canastas que duró hasta el arranque del último cuarto (53-53, m.30).

Pero los locales mantuvieron el pie en el acelerador y con un brillante trabajo defensivo y cerrando su rebote se aprovechó de las dudas del Real Madrid, aciago en el triple durante toda la segunda parte para mantener la iniciativa (64-62, m.35).

Pero entonces apareció Jaycee Carroll. El escurridizo escolta estadounidense asumió la responsabilidad ofensiva de los visitantes y con siete puntos casi seguidos puso a prueba la fortaleza mental de los locales (68-70, m.37).

Valencia Basket no se vino abajo pero le costó no hacerlo. A base de casta y con un par de acciones de Dubljevic y Sato entró en el último minuto con sólo un punto de desventaja y pudo convertir el encuentro en un intercambio de faltas y tiros libres a la espera de un error que cambiara el choque pero ese error no llegó y el Madrid acabó por llevarse la semifinal aunque los locales se llevaron el premio de que sus seguidores les hicieran regresar a la pista para saludarles tras haberse retirado ya al vestuario.

Datos del partido.-

80.- Valencia Basket (18+20+15+27): Vives (6), San Emeterio (7), Sato (14), Peterson (-), Hamilton (23) -cinco titular- Stefansson (8), Dubljevic (16), Diot (2) y Lucic (4).

82.- Real Madrid (25+19+9+29): Llull (16), Maciulis (9), Taylor (2), Thomkins (5), Ayón (10) -cinco titular- Rudy Fernández (9), Nocioni (11), Reyes (2), Carroll (17) y Sergio Rodríguez (1).

Árbitros: García González, Conde y Araña. Eliminaron por faltas personales a los locales Stefansson (m.40) y Vives (m.40) y a los visitantes Reyes (m.37).

Lleno en el pabellón de la Fuente de San Luis, con 8.500 espectadores.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter