Entretenimiento

El maldito musculitos chulo-playa

Pedro Hermosilla / ESPÉCIES DEL VERANO

Necesita una playa para él solo,
su ego no le cabe si es compartida.
-¡Qué músculos tengo! ¡Cómo molo!-
Se quiere, se ama, se mima… se admira.

Adicto a sufrir en los gimnasios,
su cuerpo acumula proteínas
amén de anabolizantes varios.

Seguir hinchado es su proyecto
orante y penitente de sí mismo…
cerebro abandonado y yermo.
Como un campo lleno de nada: asolado

La envidia me ha hecho agresivo
pues carezco de tales atributos,
ya que mi único músculo es un bulto
que separa mi columna de mi ombligo.

@pherza71

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter