Deportes

Rafa Benítez se embolsa 600.000 euros gracias a la Undécima

El ex entranador del Valencia, que dejó líder al Madrid en la fase de grupos de la Champions antes de ser despedido

iV.com.- La conquista de la Undécima Copa de Europa del Real Madrid no sólo ha supuesto un tremendo alegrón para los aficionados del club blanco. El extécnico del equipo, Rafa Benítez, también tiene motivos para estar muy contento con el máximo título continental logrado por la casa blanca.

Benítez, que dejó líder al equipo en la fase de grupos de la Champions antes de ser despedido en enero de este año, recibirá también su prima correspondiente, unos 600.000 euros, la misma cantidad que se han embolsado cada futbolista de la primera plantilla. Zizou, como entrenador, ha cobrado el doble (1,2 millones de euros).

Los seis partidos que Benítez dirigió al Real Madrid en la liguilla (5 victorias, 1 empate y ninguna derrota, con 19 goles a favor y 3 en contra), le permiten lograr un buen pellizco económico en una temporada con plagada de sinsabores.

El entrenador madrileño, tras recibir la ‘patada’ de Florentino Pérez, patrocinada y promovida por la prensa madridista de la capital, se hizo cargo del Newcastle inglés, pero no pudo lograr la permanencia.

Ahora, Benítez diseña un renovado proyecto para intentar devolver a los ‘urracas’ a la Premier League. Su nuevo ayudante será Mikel Antía, exjugador del Real Madrid, Celta, Valladolid, Real Sociedad, Numancia y Elche, entre otros. Ambos coincidieron en la década de los 90 como jugador y técnico en el filial merengue y en el Valladolid.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter