Valencia

‘Puig fomenta el odio contra mi persona con sus comentarios infamantes, falsos y calumniosos’

Carta de la Archidiócesis a los católicos de Valencia / FCAPA expresa su “total apoyo y gratitud al cardenal Cañizares”

Manuel Huerta.- «Tratan de imponernos ideología de género con legislaciones inicuas, que no hay que obedecer». O «la importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el ‘imperio gay’ y ciertas ideologías feministas».

Estas fueron dos de las frases con las que el cardenal Antonio Cañizares se manifestó recientemente en apoyo de la familia y por las que ha sido objeto de un linchamiento verbal por parte de aquellos gobernantes que desprecian desde entonces a aquellos que no les votaron hace ahora más o menos un año.

Y el arzobispo de Valencia ha respondido este jueves a la polémica generada en torno a sus afirmaciones de los últimos días, respondidas y aprovechadas por la izquierda institucional para arremeter contra el prelado.

A través de una carta dirigida a toda la diócesis, el arzobispo de Valencia asegura que él no es «ni homófobo, ni xenófobo, ni sexista» y se refiere al debate en el pleno de las Cortes celebrado la semana pasada en el que los grupos parlamentarios censuraron sus palabras para lamentar que se faltara al «derecho fundamental de libertad religiosa».

«Sin tener en cuenta el principio de una sana laicidad en una democracia plural, se me sometió a un juicio, sin haberme escuchado y sin defensa por mi parte y se me condenó además, llevados de prejuicios y de lecturas sesgadas sacadas de algunos medios de comunicación social y de sus interpretaciones», indica la carta.

Para Antonio Cañizares «Les Corts se convirtió en un tribunal popular, de tan malos recuerdos históricos» en el que «se fomentó el odio» contra él. Además y en referencia al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y al portavoz de Compromís, Fran Ferri, les llama la atención por sus juicios sobre su persona «verdaderamente infamantes, falsos y calumniosos que incitaban al odio y arrancaban el aplauso de sus compañeros de ideología que ratificaron aplaudiendo la ignominia que estaba acaeciendo en su presencia».

«Se me insultó gravemente, se me acusó -dando lecciones de cristianismo, ¡qué paradoja!- de que no soy nada cristiano; se contrapuso el Papa a mi persona, -lo cual, como podéis suponer, me dolió en el alma- en una ignorancia total de mi relación que tengo como Obispo con el Papa y, además, como amigo del Papa que soy; se utilizó y se manipuló al Papa contra mí para desprestigiarme», expresa el cardenal arzobispo de Valencia, que termina preguntándose: «¿Les estorbo?»

«Particularmente» dolido por las acusaciones referidas a la incitación al odio contra el colectivo de homosexuales y lesbianas, Antonio Cañizares destacó de nuevo: «¡Cuántas veces he de repetir el respeto que les tengo a estas personas y mi tristeza porque en ocasiones no se les trata como se debe!».

Quienes actuaron así en las Cortes, recuerda, también lo hicieron por sus palabras sobre los refugiados hace unos meses. «¿Casualidad, pura coincidencia, o plan y estrategia preestablecidos? ¿Les estorbo, les soy molesto y quieren acabar conmigo? Ni soy homófobo, ni xenófobo, ni sexista: ¡Dios me libre! Acepto a todos y no excluyo a nadie porque creo firmemente en el Señor», señaló el arzobispo.

«Les pido a los políticos que dejen de acosar a la Iglesia, a personas e instituciones de Iglesia, y que actúen respetando la libertad religiosa, base de una democracia», aseveró Cañizares.

En la carta de la Archidiócesis, continúa manifestando que «no excluyo a nadie sea del color que sea, de la religión que profese, de su manera de pensar que respeto, y de la condición que sea. Para mí todos son hijos de Dios, queridos por Dios, hermanos, y así lo predico constantemente: la tolerancia, mejor aún la caridad, me lleva al respeto a todos y a la no exclusión de nadie, y si alguna vez no actuase así estoy convencido que estaría pecando; no es este mi caso».

Antonio cañizares sin embargo expresó con firmeza que retira aquellas palabras de su homilía objeto de los ataques políticos, «como no dichas, que hayan podido herir o molestar a algunos» y afirma que únicamente le importa «el juicio de Dios, no el de los hombres».

Y añade que perdona «muy sinceramente a quienes le han ofendido de esa manera» y espera de los políticos «reciprocidad y que rectifiquen, que dejen de acosar a la Iglesia, a personas e instituciones de Iglesia, y que actúen respetando la libertad religiosa, base de una democracia».

«Con todo mi corazón, doy por zanjado este asunto», concluye, para pedir a los diocesanos que recen por él: «Os necesito a vosotros para luchar y soportar las pruebas con fortaleza y renovado vigor, necesito vuestra ayuda, vuestro apoyo, y sobre todo, vuestra oración».

FCAPA

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA), que agrupa a más de 55.000 familias en la provincia, ha señalado hoy que “no sólo apoya sino que además agradece al señor Cardenal su defensa de la familia y de la educación”, según ha indicado esta tarde a la agencia AVAN su presidente, Vicente Morro.

Además ha recordado que “la denuncia de la ideología de género que hace el Cardenal como uno de los ataques no sólo a la familia sino a la sociedad en estos tiempos la han hecho ya los tres últimos Pontífices, tanto Juan Pablo II como especialmente Benedicto XVI y el papa Francisco de forma expresa”.

El presidente de FCAPA ha resaltado que “no podemos más que agradecer al Cardenal que haya tenido la valentía de enfrentarse a esta dictadura del pensamiento único”.

Por otro lado, Justo Aznar, director del “Instituto de Ciencias de la Vida” de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” ha asegurado “me parece que la campaña contra el Cardenal era de esperar que ocurriera porque él está defendiendo los valores de la familia con una gran energía y seriedad y por ello le atacan tan fuertemente los que van en contra de la familia”.

Además, ha afirmado que “los que han creado esta campaña se dan cuenta de que él es el principal adversario que tienen en la Comunidad Valenciana cuando intentan quitar apoyo y prestigio a la familia”.

Igualmente, José Manuel Torralba, presidente de la Asociación de Empresarios Católicos, ha manifestado que “se está viviendo ahora mismo una persecución contra el Cardenal porque lo único que está haciendo es manifestarse en favor de la familia y las libertades, como siempre ha hecho desde que está aquí en la diócesis”.

Por su parte, Mar Sánchez, presidenta de la Asociación de Empresarias y Profesionales Católicas, ha asegurado que “las declaraciones del Cardenal me parecen de coherencia, de gran valentía para el momento que estamos viviendo, manifiestan una gran preocupación y llaman las cosas por su nombre”.

Además, ha destacado que “me sorprende que nos llame la atención que una persona como el Cardenal que es el pastor de la Iglesia que justamente lo que hace es preocuparse por las familias y porque todos nosotros podamos alcanzar el ser más felices, haga estas manifestaciones”.

Igualmente, Eduardo Tormo, presidente de la Asociación Católica de Maestros de Valencia, que engloba a 300 profesionales en la provincia, ha afirmado que “agradecemos las palabras del Arzobispo que aportan mucha luz en el momento en el que vivimos, por su ánimo y valentía y por su aliento a defender a la familia y a la persona, frente a las legislaciones basadas en ideología de género por la amenaza real que implica a nuestros hijos”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario