Valencia

El aparcamiento de la Plaza Ciudad de Brujas ya es propiedad del Ayuntamiento

El alcalde de Valencia y la consellera de Obras Públicas han firmado hoy el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana para la entrega y explotación del aparcamiento subterráneo

iV.com.- El convenio por el que el Ayuntamiento se compromete a realizar las obras necesarias para acabar el aparcamiento de la plaza de Brujas, costará la cantidad de 11.314.963 euros por la obra pública realizada, cifra que se abonará durante un plazo de diez años, a razón de un pago anual de 1.131.496 euros.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, han firmado hoy en el Palau de la Generalitat, en presencia del presidente Ximo Puig y también del responsable del Área de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana para la entrega y explotación del aparcamiento subterráneo construido en la plaza de Brujas, sobre la estación del Mercado Central de la línea T-2 del metro de Valencia.

El alcalde de Valencia ha asegurado que “hoy hemos puesto los cimientos para que se resuelva en un plazo rápido un problema importante, y tengo que decir que a partir de ahora nosotros, el Ayuntamiento, nos haremos cargo. En primer lugar, con estudio de viabilidad, y a partir de ahí, proceder a poner en marcha los mecanismos de contratación para que el aparcamiento funcione lo más pronto posible”.

Ribó ha añadido que el parking de Brujas, junto con el de la plaza de la Reina y otros enclavados en el centro histórico, “es un elemento clave para avanzar en esa movilidad. Vamos a actuar lo más rápidamente que podamos para que tenga coches aparcados lo más pronto posible”.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter