Actualidad

Cañizares llama a un mayor testimonio público de los católicos ante ‘el acoso por parte de algunos a la libertad religiosa’

En la homilia de la misa que presidió en la Catedral de Valencia, en la misa de pontifical con motivo de la solemnidad del Corpus Christi

iV.com.- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, pidió ayer “una mayor y más incisiva presencia católica individual y asociada en los diversos campos de la vida pública”, ante el “ataque y acoso constante por parte de algunos a la libertad religiosa”.

En la homilia de la misa en la catedral de Valencia, en la misa de pontifical con motivo de la solemnidad del Corpus Christi, el cardenal arzobispo destacó que “la fiesta de hoy es una confesión pública de la fe”.

Antonio Cañizares resaltó que actualmente, “cuando tantos cristianos ocultan u olvidan sus convicciones, o cuando corrientes muy poderosas la quieren reducir al ámbito de lo privado y apagar su incidencia en la sociedad, necesitamos estas manifestaciones públicas de la fe que, a su vez, expresan cómo la fe afecta a todo lo humano y tiene una dimensión pública, como la misma persona tiene también una dimensión social y pública”.

Asimismo, la celebración del Corpus “nos recuerda también que la fe no se vive en la clandestinidad ni en el anonimato”. Se trata, ha matizado, de un “testimonio público de fe que ofrecemos sin arrogancia alguna los cristianos”.

Cañizares señaló que “el espacio público no es neutral”. Lo argumentó diciendo que “por muchas partes se oyen descalificaciones y ataques a la fe cristiana y a la Iglesia; un ataque y acoso constante por parte de algunos a la libertad religiosa que les gustaría ver la fe y la Iglesia, en el mejor de los casos, recluidas al espacio estrictamente privado”. Ante ello, el arzobispo de Valencia insistió en que “no hay que por qué ocultar lo que muy bien podemos reclamar y vivir con firmeza y respeto para todos”.

La celebración del Corpus, además, dijo, “reaviva entre nosotros la conciencia de que en la hora presente la Iglesia española, fiel a la riqueza espiritual que la ha caracterizado a través de la historia, ha de ser fermento del Evangelio para la transformación de las realidades temporales con el dinamismo de la esperanza y la fuerza del amor cristiano”.

En ese sentido, el purpurado estimó que “en una sociedad pluralista como la nuestra se hace necesaria una mayor y más incisiva presencia católica individual y asociada en los diversos campos de la vida pública”.

En la eucaristía,  concelebrada con el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Esteban Escudero, y el obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea, el templo se llenó de fieles, con distintos representantes políticos, militares y académicos, así como de la asociación Amics del Corpus.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter