Valencia

Asociación de municipios para preservar la calidad medioambiental del Parque Natural del Túria

El alcalde “ciclista” de Valencia dice ahora que sobran las bicicletas en el Parque

MH.-  Las excentricidades del señor alcalde: “Se trata de un Parque Natural y no de un circuito de bicicletas”, ahí queda eso. Así de contradictorio se ha manifestado este miércoles el alcalde “ciclista” y “anticatólico” de la ciudad de Valencia, Joan Ribó, que acompañado por el concejal de Conservación de Áreas Naturales, Sergi Campillo, y sus homónimos de Riba-roja del Túria, Vilamarxant, Pedralba y Manises, ha firmado hoy el acuerdo por el que ha quedado constituida la Asociación de Municipios del Parque Natural del Turia.

Ribó ha manifestado su satisfacción por la firma del acuerdo y los beneficios que puede traer, “porque Valencia quiere trabajar de forma conjunta con los municipios de su área metropolitana en todos los campos. Además preservar el medio ambiente no supone frenar la actividad económica, sino plantearla de otra manera”, según una nota del Ayuntamiento de Valencia.

Asimismo, el alcalde ha destacado la importancia del Parque Natural del Túria como arteria verde del área metropolitana: “Los habitantes de las ciudades necesitamos cada vez más disfrutar de la naturaleza y aquí, desde Les Rodanes hasta el Parque Natural de la Albufera, tenemos una ruta sorprendentemente concurrida, pero necesitada de normas comunes para su conservación”.

Los representantes de estos municipios han suscrito hoy el acta de acuerdo fundacional de la Asociación de Municipios Vinculados al Parque Natural del Túria, un compromiso a través del cual promoverán la mejora ambiental del parque y la coordinación de iniciativas políticas y ciudadanas en relación al Parque Natural, según indica un comunicado del Ayuntamiento de Riba-Roja.

Paralelamente, se coordinará de forma intermunicipal la educación ambiental, el desarrollo de la agricultura ecológica dentro de la huerta del Parque Natural, la valoración del patrimonio artístico e histórico y la potenciación del ecoturismo en los municipios del entorno.

Ribó ha resaltado la necesidad de preservar el medio ambiente y el Túria, estableciendo normas conjuntamente, porque, ha añadido “es una zona muy utilizada por miles de personas. Es parque natural no un circuito de bicicletas y todos tenemos derecho a disfrutar”.

Por su parte, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha destacado que la Junta Rectora y la Consellería deben “ir de la mano” para “recuperar y mantener el Parque desde la nueva vertiente de la economía productiva verde”, a través de proyectos municipales como EcoRiba.

Ambos han explicado que desde esta plataforma se exigirán, desde la unión, responsabilidades y ayudas a las administraciones para el mantenimiento del parque, que es “un recurso económico y turístico importante para los municipios”.

Al acto han asistido, además de los alcaldes de las cinco localidades, los de Cheste y Loriguilla, y representantes de otras poblaciones como Paterna, Quart de Poblet o Llíria, así como técnicos del Parque Natural del Túria, la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria y Divalterra.

Finalizado el acto de la firma, los representantes de los ayuntamientos participantes se han dirigido al Puente Viejo para asistir a una explicación sobre la importancia y la influencia del Parque Natural del Túria sobre los municipios vinculados.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter