Cultura

¡Soy un sinvergüenza!

Pedro Hermosilla / MALDITAS-BENDITAS PALABRAS

Me quité varias fosas de encima cuando escapé
del campo de concentración de la vergüenza,
recorté,  como buen espadachín
de un tajo, un siete en el traje
del funesto dictador de la apariencia.

Me coloqué el mundo por montera,
me saqué mil complejos de la manga,
me salté como un atleta, una por una,
las reglas que me encorsetan: la diplomacia.

Y, por las cosas de la vida,
con la vergüenza perdí:
los cerrojos, las cadenas…la camisa.

 

@pherza71

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario