Actualidad

Atasco kilométrico en la A-7 por un accidente que cortó la circulación en ambos sentidos

El accidente, producido por el vuelco de un camión entre Massamagrell y Moncada, ha registrado dos heridos que han sido atendidos por un helicóptero medicalizado

Dos personas han resultado heridas tras volcar un camión y chocar con una furgoneta en la A-7 a la altura de Moncada, tras invadir el sentido contrario de la circulación, según han informado fuentes del Centro de Gestión de Tráfico, del Consorcio de Bomberos y del Centro de Coordinación de Emergencias.

El accidente ha obligado a cortar ambos sentidos de la circulación, lo que ha provocado a partir de las 17.15 horas colas de diez kilómetros en sentido Barcelona y siete en sentido Alicante.

Accidente en Moncada, en la A-7 (by pass)
Accidente en Moncada, en la A-7 (by pass)

El camión ha quedado volcado ocupando los tres carrilles en dirección hacia Barcelona. Pero además, el vehículo se ha incendiado y el humo ha provocado que también hubiera que interrumpir el tráfico en sentido contrario.

Según las mismas fuentes, el camión, que transportaba frutas y circulaba en dirección Barcelona, ha volcado en el kilómetro 315,5 de la A-7 sobre las 17.15 horas de este lunes. La cabeza del vehículo ha cruzado la calzada y ha chocado contra la furgoneta, que circulaba por el carril izquierdo del sentido contrario.

Un helicóptero medicalizado se ha trasladado al lugar del siniestro para atender a los heridos, según fuentes de Emergencias de la Generalitat.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter