Actualidad

Muere Miguel de la Quadra-Salcedo, el reportero aventurero

El célebre deportista y periodista ha fallecido a las 6.00 horas de este viernes en su domicilio de Madrid, a los 84 años de edad

iV.com.- El “viejo frecuentador del Amazonas”, como le llamó cariñosamente Manu Leguineche; que lanzaba la jabalina más lejos que nadie a la manera de los ferrones vizcaínos y que sorteó cientos de bombas en Vietnam o en la península del Sinaí. El gran referente del reporterismo español, que después contruyó un sueño colectivo que aún hoy perdura en miles de corazones, Miguel de la Quadra-Salcedo, ha muerto este viernes a los 84 años, pero deja un inmenso legado. Siempre será el gran aventurero que persiguió cachalotes en el Pacífico y luchó contra una anaconda enroscada al cuello.

“Siempre iba buscando algo, vivir la vida de Melville cazando ballenas, o vivir la vida de los botánicos… Siempre he ido detrás de las sendas, de las rutas que ha marcado alguien”, confesó a modo de filosofía vital.

Respecto a la intensa relación entre España y América, que ha ocupado el centro de la existencia de este madrileño de nacimiento aunque vasconavarro de corazón, De la Quadra dijo en una entrevista para TVE: “Los españoles no sabemos quiénes somos si no nos descubrimos desde América, y los hispanoamericanos no saben quiénes son si no se descubren desde España. Somos de ida y de vuelta…”.

De hecho, su proyecto más importante giró alrededor de Hispanoamérica, y fue la Ruta Quetzal, ahora Ruta BBVA. Nunca ocultó que para él esa fue su principal aportación, el semillero sobre el construir un presente y un futuro mejores. “Ahora tenemos a 10.000 chicos que siguen hablando y pensando, y que crearán otras nuevas hijas de esta ruta BBVA… Por eso digo que llegaremos hasta el 2092, el sexto centenario del descubrimiento de América”.

Deportista de élite hasta que se dejó llevar definitivamente por el espíritu aventurero, en su vida siempre se guió por los grandes valores deportivos, aunque De la Quadra-Salcedo llegó a mostrarse muy crítico con el deporte actual comercializado y masivo, cuyo paradigma es el fútbol. “El deporte han sido mis alforjas. Llevar ese espíritu de sacrificio, ese afán de superación, y esa lucha contra ti mismo, esa fue la herencia del deporte… Del deporte de entonces; el olímpico, puro, limpio, amateur, no como ahora, que está todo corrompido”, valoró.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter