Entretenimiento

‘El amor está en el aire’… del Olympia

Bibiana Fernández y Manuel Bandera interpretan una comedia mordaz, que indaga en las relaciones de pareja: el amor, el desamor y sus aledaños

MH.- Escrita por escrita y dirigida por Félix Sabroso, Teatro Olympia presenta en cinco únicas funciones del 20 al 22 de mayo, ‘El amor está en el aire’, una comedia, con diez sketches y diez canciones que articulan elespectáculo.

En clave de comedia mordaz,  indaga en las relaciones de pareja: el amor, el desamor y sus aledaños: la pareja, el matrimonio, el sexo, la infidelidad, la dependencia, la renuncia, las mentiras, el desengaño, el olvido. El amor ese eterno juego del ratón y el gato que toca y conmueve al común de los mortales. Hablamos pues de comedia musical romántica.

Dos actores en escena, acompañados de un pianista, un observador pasivo, a veces, que les servirá de sparring en el boxeo amoroso (a veces será el otro, a veces el amigo, a veces un mero espectador de las pugnas, etc…). La obra va haciendo un recorrido irónico a través de todas estas románticas, a veces, cuestiones.

Todos los sketches van conformando entre sí una única estructura temática, pero sin embargo los personajes y las situaciones, variarán a lo largo del mismo, de tal manera que ella representa a todas las mujeres y él a todos los hombres. De este modo será más soprendente y facilitará la identificación de todos los espectadores y la variabilidad lo convertirá en un espectáculo más fácil de digerir.

Desde el punto de vista de la narración, juega con estructura temporal invertida. Es decir, comienza con el fin del amor caminando hacia el principio, de tal modo que se crea una curva ascendente acabando el espectáculo con el festín amoroso de las primeras veces.

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter