Valencia

MC Spain y la Fundación Novaterra patrocinan un ‘Viaje a la dignidad’

El objetivo es preparar a personas que están en situación o riesgo de exclusión social para encontrar empleo

iV.com.- MC Spain, industria de productos químicos para hormigón y mantenimiento y reparación de industrias, edificios y obra pública, ha firmado un acuerdo por el que pasa a ser considerada “empresa socia” de la Fundación Novaterra. Este acuerdo se materializará en el patrocinio por completo de un “Viaje a la dignidad”, o lo que es lo mismo, el acompañamiento de una persona durante todo su trayecto de inserción socio-laboral.

Novaterra trabaja cada año con centenares de personas en situación vulnerable, las cuales a través del acompañamiento, el entrenamiento en habilidades y la formación en diferentes profesiones, mejoran su empleabilidad y pueden acceder al mercado laboral.

De este modo, las personas recuperan su autonomía y vuelven a sentirse dignas, con autoestima y ganas de luchar. “La dignidad nunca se pierde, pero las personas que acuden a Novaterra a veces la sienten menoscabada. “Viaje a la dignidad” busca de nuevo poner en pie a estas personas y devolverles su lugar en el mundo”, destacaba Francisco Cobacho, presidente de la entidad.

La firma de este acuerdo ha tenido lugar en la sede de la Fundación Novaterra entre Carlos Safránez, director general de MC Spain, y Francisco Cobacho, presidente de la Fundación Novaterra.

Esta colaboración se enmarca dentro de las actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que MC Spain ha integrado en su filosofía desde los inicios de su historia como empresa. En concreto, desde el año 2010, MC Spain ha participado en numerosas actividades y acciones ayudando a la Fundación Novaterra.

Francisco Cobacho y Carlos Safránez firman el acuerdo de RSC
Francisco Cobacho y Carlos Safránez firman el acuerdo de RSC

Un empleo y un futuro

En este sentido, Carlos Safránez, director general de MC Spain, ha resaltado como “no conozco mejor manera de contribuir a la sociedad que ayudar a personas para que puedan lograr su autonomía, mejorar su autoestima, y con ello conseguir un empleo y un futuro. Una empresa puede destinar su potencial a muchos menesteres pero éste me parece uno de los mejores. Animo a todas las empresas a que sean socialmente responsables y participen en este proyecto”.

Para Francisco Cobacho, presidente de la Fundación Novaterra, “la estrecha colaboración con empresas es vital para Novaterra, porque las empresas son las destinatarias de las personas con las que trabajamos.  Novaterra ofrece estos servicios sin coste alguno, tanto para las personas beneficiarias del proyecto como para las empresas a las que ofrecemos el servicio de intermediación laboral. Por lo que esta figura de “empresas socias” nos facilita poder seguir haciendo nuestro trabajo.”

La fundación Novaterra es una iniciativa civil de personas y entidades que luchan contra la pobreza y la exclusión social y apoyan a las personas más desfavorecidas por medio de la formación e inserción laboral. Su objetivo es la promoción y plena integración en la sociedad de estas personas. En la actualidad, cuenta con 14 entidades patronas, 39 personas patronas, 70 voluntarios/as y 105 socios/as. En 2015, atendió a 251 personas en su servicio de intermediación socio-laboral de las que 93 encontraron un empleo.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter