Entretenimiento

Ucrania gana en Eurovisión

La cantante ucraniana Jamala, con “1944”, se alzó con la victoria cuando la noche parecía inclinarse a favor de Australia

iV.com.- La representante española Barei, que cantó “Say Yay!” durante la gran final celebrada ayer en el Globe Arena de Estocolmo, sólo pudo ser vigesimosegunda tras renunciar a incorporar el castellano en su canción. La representante española fue la decimosexta en las votaciones del jurado y sólo la 23 de 26 en el televoto.

Al mal resultado cosechado por Barei, donde la española solo pudo alcanzar el puesto 22, se une ahora también el pobre dato de audiencia que TVE registró anoche con el festival. Según los primeros datos, la edición de 2016 se ha convertido en la menos vista en los últimos nueve años.

Un total de 4,3 millones de espectadores siguieron la ceremonia a través de La 1 de TVE, obteniendo un notable share del 29,8%. Sin embargo, este registro es el más bajo desde 2007, cuando el grupo D’Nash representó a España en Helsinki con la canción “I love you mi vida”.

El dato de Barei queda muy lejos de los buenos resultados que el festival acostumbra a reportar a la cadena pública. El año pasado, Edurne se quedó muy cerca de los seis millones de audiencia y Pastora Soler subió hasta los 6,5 en 2012 cuando deslumbró con su actuación cantando “Quédate conmigo”. El Sueño de Morfeo (2013) y Ruth Lorenzo (2014), también consiguieron, al menos, superar la barrera de los cinco millones de espectadores.

El televoto favorece a Ucrania

Y Ucrania venció en su regreso al festival después de que el año pasado abandonara el concurso por los problemas políticos y económicos derivados de su enfrentamiento con Rusia por la península de Crimea. Y precisamente esta confrontación es el pilar sobre el que se construye “1944”, la canción ganadora. Una balada dedicada a los tártaros de Crimea, que sufrieron deportaciones masivas aquel año por orden del estalinismo.

La propia cantante, Jamala, como gran parte de los tártaros de esta zona, nació en la república centroasiática de Kirguizistán, donde sus familiares fueron reubicados. Tras la independencia de Ucrania de la URSS en 1991, regresó junto con su familia a la península de Crimea, que hace dos años fue anexionada por Rusia tras un polémico referéndum no reconocido por la comunidad internacional.

Pese a que Rusia protestó oficialmente al entender que la canción violaba la norma que no permite temas con contenido político en el concurso, Ucrania logró el visto bueno de los organizadores y finalmente ha conseguido alzarse con el triunfo. Mientras, el representante ruso Sergey Lazarev, que ganó el televoto, sólo pudo quedar segundo por los malos resultados obtenidos por el jurado.

Australia ganó la votación de los expertos y durante parte de la ceremonia se vio como ganadora gracias a la la voz de Dami Im y la fuerza arrolladora de su balada “Sound of silence”. El televoto, sin embargo, la colocó finalmente segunda.

Bulgaria, que regresaba al festival tras dos años de ausencia, obtuvo su mejor resultado histórico gracias al cuarto lugar de Poli Genova y la anfitriona Suecia mantuvo su buen pulso en el festival con un digno quinto lugar.

Francia volvió a los puestos de cabeza gracias a Amir y su contagiosa “J’ai cherché”, mientras que Italia y Reino Unido se hundieron. Alemania, además, volvió de nuevo a quedar última.

Petra Mede y Måns Zelmerlöw fueron los encargados de presentar, derrochando carisma y grandes dosis de humor, una gala de Eurovisión que por primera vez se emitió en directo en Estados Unidos. El show contó incluso con la actuación de una gran estrella internacional. Justin Timberlake presentó junto a su banda en directo su nuevo single, “Can’t stop the feeling”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter