Entretenimiento

El arte cómo protagonista en Russafart 2016

Jornadas de puertas abiertas en 58 estudios y 30 espacios expositivos en el barrio valenciano de Ruzafa

iV.com.- Llega una nueva edición. La asociación Russafart invita a compartir experiencias artísticas llenas de imaginación y creatividad, con un amplio programa de actividades repleto de variadas propuestas que incluyen talleres artísticos, los días 27, 28 y 29 de mayo, en Ruzafa, el barrio valenciano más alternativo.

Serán 300 artistas entre pintores, escultores, fotógrafos, videoartistas, artistas urbanos y performers los que participan en esta manifestación creativa, distribuidos en 58 estudios artísticos y proyectos, además de 30 espacios expositivos. Una plataforma que descubre las maneras de hacer, crear y pensar del colectivo de productores de arte que habita en el barrio de Ruzafa.

Además este año participan 5 artistas del barrio de Belleville, (París) y 5 artistas del barrio de Santa Teresa de Río de Janeiro, Brasil, proyectos similares a Russafart, como parte de un intercambio cultural de las tres entidades, que viene realizándose desde 2014.

Russafart llega en esta ocasión bajo el claim “Obrando Arte”, cómo expresión abierta de la cultura. La iniciativa se plantea como una forma de realizar una comunicación mutua. Una inciativa que busca activar la vida en el barrio de Russafa en su vertiente cultural y creativa.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter