Valencia

Los vendedores del Mercado Central honran a la Mare de Déu con “Cants d´Albaes” y una ofrenda de flores

La imagen permanecerá expuesta en el centro del mercado hasta el 11 de mayo

iV.com.- Los vendedores del Mercado Central de Valencia han celebrado hoy su tradicional ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados que se venera en el propio mercado, a la que han dedicado “Cants d´Albaes”.

Tras una oración en el interior del recinto por el párroco de los Santos Juanes, Vicente Vicedo, los vendedores han entonado los “Cants d´Albaes” y el himno de la coronación de la patrona, cuya imagen ha recibido la ofrenda floral de las Camareras de la Virgen del Mercado Central, que también son vendedoras que se encargan del cuidado de la imagen y de la organización de este homenaje.

Asimismo, la imagen de la Virgen de los Desamparados estará expuesta en el centro del Mercado Central hasta el próximo miércoles, 11 de mayo, cuando regresará a la capilla en la que permanece todo el año dentro del recinto del mercado, según las mismas fuentes.

Además, durante estos siete días se colocará una urna para recaudar fondos que se destinarán a la Casa de la Caridad.

Igualmente, ayer por la tarde se celebró en la Real Parroquia de los Santos Juanes una eucaristía en sufragio por los vendedores difuntos.

El Mercado Central de Valencia cuenta con una imagen de la Virgen de los Desamparados desde el año 1993 y, en la actualidad, luce un manto bordado en oro y plata, regalo de los propios vendedores.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter