Actualidad

Air Nostrum alcanza unos beneficios de 11,3 millones

La compañía valenciana presidida por Carlos Bertomeu triplica sus resultados respecto a 2014 cuando alcanzó los 3,7 millones

iV.com.- Air Nostrum obtuvo en el ejercicio de 2015 unos beneficios de 11,3 millones de euros, lo que supone triplicar sus resultados respecto a 2014 cuando alcanzó los 3,7 millones. La compañía valenciana además, ha aumentado su facturación un 3% hasta los 415 millones.

La aerolínea aumentó un 6% el número de operaciones con más de 75.000 vuelos en 2015 y transportó más de cuatro millones de pasajeros lo que supone un incremento del 6% con respecto al año anterior.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, que ha presentado este miércoles los resultados de la compañía en el pasado ejercicio 2015 y ha dado a conocer los planes de futuro de la empresa.

Bertomeu ha significado los “buenos resultados” obtenidos, que ha “mejorado todos sus indicadores en 2015”, tras los “duros años” desde que se inició la crisis económica y las dos importantes reestructuraciones llevadas a cabo.

El presidente de Air Nostrum ha avanzado que renovará cerca de la mitad de sus aviones en los próximos 3 años por un valor superior a los 800 millones de euros, de manera que entre 2016-2018 se incorporarán a la flota 20 nuevos CRJ 1.000, reactores de 100 plazas, que irán sustituyendo paulatinamente a los CRJ 900, de 90 plazas.

La medida por una parte, significará continuar con una mayor reducción del coste por asiento y el rejuvenecimiento de la flota. Así, en cinco años el módulo medio de la compañía habrá pasado de 75 a 88 plazas, siguiendo la estrategia iniciada en plena crisis y “convertirá a Air Nostrum en la aerolínea regional europea de su tamaño con la flota más joven”, según explicó Bertomeu.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter