Deportes

El Levante, de cabeza a Segunda

El club que preside Quico Catalán desciende de categoría dos jornadas antes del final de la Liga, tras caer derrotado en Málaga (3-1)

MH.- Lo que parecía inevitable se ha confirmado este lunes en el estadio de La Rosaleda de Málaga. Valencia se queda sin uno de sus dos equipos en la máxima categoría del fútbol español. El Levante Unión Deportiva consuma su descenso a la Liga Adelante (Segunda División), tras una temporada plena de desaciertos, desde la presidencia del club hasta la dirección deportiva, pasando por los entrenadores y por los máximos responsables, los jugadores.

Un final muy triste para la entidad granota que además ha sido gravemente perjudicada por el árbitro vasco Vicandi Garrido que, a diez minutos para el final anuló un gol legal de Jose Luis Morales que podría haber supuesto una victoria para prolongar la agonía de un equipo que hace muchas, muchas jornadas que comenzó su camino hacia el descenso.

Un penalti no señalado sobre Cuero y continuas tanganas, protagonizaron el partido en la segunda parte y fueron el punto de inflexión con el que un Levante ya atacando a tumba abierta, firmó su sentencia de muerte. Porque a la contra, el Málaga rompió el partido con dos goles en el último suspiro, el segundo otra vez de Cop y el tercero del Chory Castro.

Otro partido perdido en los últimos minutos, otra actuación a ratos indolente de los granotas y a casa para analizar la montaña errores cometidos, hacer examen de conciencia, tomar las medidas oportunas más allá de la salida de Manolo Salvador y comenzar una nueva era que marque cuánto antes el regreso a Primera.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter