Entretenimiento

Casa Chaparro, del cálido Caribe a la brisa mediterránea

Cuándo hablamos de arroces, los valencianos sabemos a que nos referimos. Y entre la cantidad de lugares en dónde la paella, el arrós a banda o del senyoret, la fideuà y los típicos entrantes locales se pueden degustar con garantía, Chaparro ocupa sin ningún género de dudas, un destacado liderazgo

MH.- He de reconocer que no lo conocía y tuvo que ser mi gran y futbolero amigo Luis Albert el que ayer tuvo la generosidad de descubrírmelo. Y no va a ser fácil ser imparcial con Jose Luis, porque coincidimos en sólidos afectos allende el Atlántico, en afición al buen tabaco habano, pero sobre todo, en el exquisito gusto por el arroz bien hecho.

Luis Albert con Jose Luis Chaparro
Luis Albert con Jose Luis Chaparro

Recuerdos entrañables de la querida Habana al margen, tratándose de un enclave marinero, al hablar de cocina valenciana de calidad cabe incluir por supuesto a la fideuà, las distintas variedades de un arroz seco o meloso de pescado, el a banda o del senyoret, del sublime esgarraet, de las deliciosas ensaladas o la sugerente y riquísima puntilla. Pero Casa Chaparro administra además un importante plus de añadido, al huir de lo monótono en la sugerencia y en la presentación, aunque cómo es lógico, “hay que dejarse aconsejar…”

El exquisito esgarraet de Casa Chaparro
El exquisito esgarraet de Casa Chaparro

Y no estoy hablando de platos con “elucubración mental transitoria” cómo ocurre ahora en multitud de cocinas “modernas”. Todo lo contrario. En Chaparro, tanto en Ribarroja -quizás por eso-, cómo en Las Arenas (Paseo Neptuno), la gran calidad de sus platos andan firmemente acompañados de la sencillez, de la cocina cómo de casa. Y para mí, ese es el secreto.

Casa Chaparro, paella valenciana de pollo y conejo
Casa Chaparro, paella valenciana de pollo y conejo

Al amparo de una decoración sobria pero muy cálida, el comedor y la terraza del restaurante son motivo para un amable recogimiento en un espacio para disfrutar del placer de la comida mediterránea. Un servicio rapidísimo, atento al detalle y muy afable, hacen el resto. Casa Chaparro es de ésos lugares de Valencia a los que llevar a algún forastero, ya sea amigo, empresa, negocio o familia para que amplifiquen que nuestra cocina ocupa un destacado liderazgo en el panorama internacional y repitan.

Arrocería Restaurante Casa Chaparro, Paseo Neptuno, 38, reservas en 96 206 31 56, www.casachaparro.com

 

print
Comentarios

6 Comments

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter