Actualidad

Detenido en L’Alcudia un individuo reclamado internacionalmente desde 2012

De nacionalidad rumana, estaba reclamado por su país de origen para cumplir una condena de 3 años de prisión por lesiones y allanamiento de morada

iV.com.- La Guardia Civil, en el marco de la operación “GOBACRUMI”, ha detenido en la localidad de L’Alcudia (Valencia), a una persona sobre la que pesaba una orden de búsqueda y detención dictada por Rumania.

Esta operación se inició a principios de abril por parte de la Guardia Civil de Carlet, ante las sospechas de que un ciudadano residente en la L’Alcudia pudiera corresponder con una persona buscada por Rumania desde el 2012 para cumplir una condena de prisión en ese país.

La detención, realizada por agentes de la Guardia Civil de Carlet, se produjo el pasado día 26 de abril  en la localidad de L’Alcudia, resultando ser un varón  de 41 años y de nacionalidad rumana, que estaba reclamado internacionalmente por su país de origen.

El arrestado se ocultaba en el interior de una empresa abandonada de la localidad para pasar inadvertido ante las autoridades. Además en el momento de la identificación comunico una filiación falsa al objeto de no ser descubierto.

El ahora detenido estaba reclamado desde el año 2012, para cumplir una condena de 3 años por un delito de lesiones y allanamiento de morada.

En esta actuación se ha contado con la colaboración del Grupo de Huidos de la Justicia de la Guardia Civil.

El detenido ha pasado ha disposición del Juzgado Central de Instrucción nº 2 de Madrid de la Audiencia Nacional.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter