Deportes

Rubi: ‘Ha sido muy injusto’

Joan Frances Ferrer ‘Rubi’ compareció con semblante triste en sala de prensa, no podía ser de otra forma despues de lo acontecido en el terreno de juego del Ciutat de València

“Ha sido terriblemente injusto, de otra forma lo asumiríamos, pero nos hemos merecido ganar con creces. No es nuestro año en ningún nivel de fortuna”, comenzó el técnico levantinista.

“Por el cansancio, al final no te llega el oxígeno, das todo, acabas derrotado”, advertía con el rostro marcado por un rictus de seriedad. “Nos ha faltado oficio”, asumió Rubi.

El técnico catalán no encontraba respuestas en una jornada muy complicada: “Es el resultado más duro desde que he empezado a entrenar. No hemos tenido ni un día en que la fortuna nos sonría, incluso nos anularon mal un gol. Los jugadores se lo han dejado todo, cansancio final, el partido iba a ser largo y no hemos sacado la recompensa que merecíamos y que era ganar. Es el día más duro desde que soy entrenador, no hemos tenido ni un día en que nos sonría la fortuna, no hemos sacado la recompensa que merecíamos”.

“Hemos reforzado banda izquierda -prosiguió Rubi-, nos estaban haciendo daño, no me he equivocado, alguno me ha pedido cambio como Casadesús y Morales y Cuero yo sé hasta dónde puede dar. Pero me toca recibir yo sólo los palos. Nos hemos dejado la voz diciéndolo, no hemos sido capaces de hacerlo. Es una situación dura y difícil, lo tenemos que intentar hasta que matemáticamente sea posible. Es un palo muy duro, con los jugadores muy metidos en el partido, partido muy serio contra un gran rival aunque desde el calentamiento era difícil. Muy difícil para todos, la gente estaba muy enfadada, lo hemos pasado mal”, dijo para finalizar el entrenador granota.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter