Entretenimiento

Cócteles de té sin alcohol

Cócteles saludables alrededor del mundo del té, muy apropiados para tomar con temperaturas altas

LR.- Takoe (Madrid) presenta sus “Summers Special”.

Luz de luna

Tomando como punto de partida la fiebre que se ha desatado por el té en nuestro país,  se seleccionan los tés premium verdes Marrakesh, Leche Merengada y Duende, y el té negro Tibet para diseñar cuatro cócteles muy refrescantes donde la segunda bebida más consumida del mundo después del agua es la protagonista. Inspirados en distintos lugares del mundo y apostando por ofrecer una opción ‘healthy’ a aquellos que buscan una alternativa sin alcohol para refrescarse, los cócteles de té se convierten en una opción moderna, saludable, asequible y alejada de tópicos.

Cóctel Luz de Luna, Takoe (Madrid)
Cóctel Luz de Luna, Takoe (Madrid)

Siroco, el más refrescante

Con el té verde Marrakesh como base, este cóctel recibe su nombre del cálido aire que llega del Sáhara. Una mezcla que además de ser muy fresca por las notas de menta y hierbabuena del té, tiene propiedades energizantes y antioxidantes. Se prepara directamente en el vaso donde se mezcla la infusión con zumo de limón, Ginger Ale de Schweppes, sirope de azúcar de caña, lima en cuñas y stevia. El resultado es un mojito reversionado al estilo moruno que se presenta en vaso alto tallado y con hielo en escamas.

White Beach, el cremoso

Inspirado en las arenas blancas de Playa Paraíso en el Cayo Largo de Cuba, el cóctel White Beach logra trasladar al Caribe. Un cóctel muy cremoso, refrescante y veraniego que cuenta con el té de Leche Merengada como protagonista y que es la versión ‘healthy’ del clásico Piña Colada. Toques de canela, coco y cítricos propios del té, acompañadas de leche evaporada, crema de coco y zumo de piña, son los ingredientes de esta mezcla batida que se sirve en un vaso tallado bajo y se presenta con ralladura de limón y canela espolvoreada.

Magia del Sur, el granizado

Inspirado en los frescos patios andaluces que sirven de refugio del sol de mediodía,  el té Duende -una infusión de té verde muy frutal con naranja, piña y mandarina- como base del cóctel ‘Magia del Sur’. Una infusión a la que se añade puré de plátano y zumo de naranja, que se elabora con hielo pilé para conseguir darle la textura de granizado y que sirve en vaso tallado alto.

Luz de Luna, el Detox

Con propiedades diuréticas e inspirado en las lunas llenas del verano y, más especialmente en la Full Moon Party de la isla tailandesa de Koh Phangan,  el cóctel ‘Luz de Luna’ sirve para disfrutar reposadamente de todos sus matices cualquier tarde-noche del verano. Para ello se elige como base el té Tibet, un té negro puro de sabor muy potente que el bartender mezcla con zumo de limón en una coctelera para hacer subir la espuma. Se sirve en copa de Martini y se decora con jengibre deshidratado.

Sangría Ice Tea

Una versión muy saludable y sin alcohol de la bebida ‘typical Spanish’ del verano que se sirve bien fría en una jarrita para compartir y elaborada a base de la infusión Carrousel –una mezcla muy frutal con ingredientes como la papaya, piña, pétalos de rosa y palomitas-, a la que añaden un toque de hibisco y rodajas de frutas como piña y naranja.

print
Comentarios

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter