Actualidad

Manises rechaza la nueva denominación de la cárcel de Picassent

La corporación local muestra en un comunicado su total disconformidad con la propuesta

iV.com.- En Manises, pueblo natal de Antonio Asunción, la coalición de gobierno (Compromís, Esquerra Unida, Podemos y PSPV) mostró ayer su rechazo a la decisión del Minsterio del Interior de dar el nombre del político valenciano fallecido al Centro Penitenciario Valencia, situado en Picassent, en reconocimiento de su labor al frente de la Secretaria de Estado de Instituciones Penitenciarias, cargo que ocupó entre 1988 y 1994.

El gobierno cuatripartito (Compromís, Esquerra Unida, Podemos y PSPV) mostró en un comunicado, su “total desacuerdo” con la propuesta del ministerio, ya que “no se trata de una decisión adecuada”, y pide “que se revoque” la iniciativa y que “en todo caso, si se quiere reconocer su tarea se proponga otro tipo de homenaje más apropiado y sin estigmatizar su nombre para la posterioridad”.

El alcalde, Jesús Borrás, se mostró “asombrado” al comprobar “como se puede poner el nombre de una persona a un centro penitenciario y más, en este caso a un ex ministro y ex alcalde; se trata de una decisión impropia de un gobierno democrático”.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter