Valencia

Valencia participa en el proyecto europeo Transition Cities de Bruselas

La fundación InnDEA ha asistido esta semana en Bruselas a una reunión formativa junto a los demás socios europeos

La Fundación InnDEA Valencia ha asistido esta semana a una sesión formativa en Bruselas dentro del proyecto europeo Transition Cities de la red Climate-KIC. El coordinador de la Red VIT Energía de la fundación, David Orrico, ha sido quien ha estado presente en esta jornada, junto con representantes del Ayuntamiento de Castellón y de Climate KIC.

El objetivo de esta reunión ha sido preparar el próximo taller de trabajo que se celebrará a finales de abril en Valencia. Para este taller, la Fundación InnDEA organizará una mesa de trabajo con actores locales para que identifiquen los retos en materia energética que tiene Valencia y para que aporten posibles soluciones.

Durante la sesión celebrada en la capital de Europa, los representantes institucionales también recibieron formación para poder interpretar correctamente los mapas temáticos sobre los que tendrán que trabajar en la próxima reunión local. Estos mapas recogen información de los proyectos que ya se han desarrollado en cada ámbito e información de las entidades implicadas.

El concejal de Innovación y vicepresidente de InnDEA Valencia, Jordi Peris, ha explicado que con la participación en este proyecto, además de identificar carencias y oportunidades en materia de energía en València, se pretende “captar financiación europea que repercuta en el beneficio de la ciudad mediante el desarrollo de ideas innovadoras”.

Dentro de la red Climate-KIC, InnDEA Valencia participa en los proyectos como Climate-KIC Accelerator, Public Procurement of Innovation in Action (PPIA), CEPPI2 y ACCENT.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter