Valencia

Mionix, de la mano de eCrafters, abre tienda para los amantes de los e-Sports

Los ratones, teclados, auriculares gaming y alfombrillas de alta gama de la marca sueca para jugadores extremos, entran por la puerta grande en Valencia

iV.com.- Mionix, la marca de periféricos de altas prestaciones para los jugadores más exigentes, aterriza en Valencia, la ciudad más relevante del universo gaming nacional. Y lo hace de la mano de eCrafters, una nueva tienda situada en la calle Segorbe 10 que se inauguraró el pasado 9 de abril y donde los jugadores más curtidos encontrarán los mejores periféricos.

eCrafters ofrece a los usuarios valencianos una atención personalizada, una amplia gama de productos y un extenso conocimiento del mundo gaming, aspectos que lo convierten en un aliado de excepción para acercar a los usuarios toda la gama de productos Mionix.

Los jugadores de Valencia podrán disfrutar así del carácter Craftmanship que define a los productos de Mionix. Este concepto, que se puede traducir como artesanía de precisión por el extremo cuidado al detalle y la calidad de sus productos, es el que hace posible que cada uno de los periféricos de la marca sueca, supere las expectativas del gamer más exigente. Una filosofía que coincide a la perfección con la visión de eCrafters.

Valencia está considerada la meca del sector: no en vano, en 2008 consiguió organizar el, hasta la fecha, más exitoso evento de Campus LAN Party con alrededor de 9.000 asistentes. Igualmente, el festival Dreamhack ha logrado cifras de auténtico escándalo en sus últimas ediciones, llegando a la importante cifra de 30.000 asistentes y copando un 25% de ancho de banda de la ciudad en su última edición.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter