Cultura Entretenimiento

El magisterio de Ponce encandila a La Maestranza

Una oreja para el maestro de Chiva tras brindar una bellísima faena a Don Juan Carlos en la Feria de Abril. Roca Rey sufre una voltereta y Manzanares no se acopla con el toro de mayor transmisión de la decepcionante corrida de Domecq

MH.- Cartel que levantó enorme expectación, contó con la presencia del Rey Don Juan Carlos, que, tras tantos ataques cómo de los que es objeto la Fiesta, era mucho de agradecer. Le acompañaron la Infanta Elena, y su nieta, Victoria. Fue recibido con una ovación larga, clamorosa, y el brindis de los tres diestros.

Los toros de Juan Pedro Domecq, flojísimos, descastados, de muy pobre juego, soliviantaron al público. Pero para eso está el Maestro. Faenón del diestro valenciano. Ponce cortó al primero una oreja (que debieron ser dos), por una faena realmente extraordinaria y, en el otro, con su temple habitual, estuvo atrevido. El joven Roca Rey rozó la temeridad y sufrió un aparatoso percance.

El primer toro, noble pero muy flojo, en manos de cualquier otro no hubiera valido para nada. Enrique Ponce da, una vez más, una impresionante lección de torería. No vale la pena entrar en el detalle de los muletazos : todo es un prodigio de suavidad, elegancia, naturalidad, armonía. Le dió tiempo al toro, toreó relajadísimo, a cámara lenta, cómo en Fallas; los ayudados, rodilla en tierra, ponen al público de pie. Y, con decisión, logra una estocada corta. El Presidente sólo concede una oreja. El respetable pedía la segunda.

Después de dos toros muy protestados, el cuarto es sustituído por un sobrero que es una birria total. Pero Ponce sorprende con paciencia y técnica, logrando sacarle mucho más de lo que parecía posible. Cómo siempre. Los alardes de valor auténtico hacen que el público cambie y se ponga en pie, entregado al maestro de Chiva.  Lo mata bien y saluda. Hay personas que exclaman, con énfasis: “¡Cumbre!” Pocas veces ha estado tan a gusto, en este ruedo.

Después de esto, la tarde parece despeñarse, por la desesperante flojera de los toros, mantenidos por el presidente. (Salvo el quinto, todos podían haber ido para dentro). El segundo, como sus hermanos, cae antes y después de la primera vara. Jose María Manzanares traza muletazos con empaque pero sin estrecharse mucho. En el primer natural, el toro va al suelo. La faena se ha quedado a mitad. Entrando de muy lejos, como suele, logra la estocada.

El quinto es la excepción. Se emplea a fondo en el caballo. Pica muy bien el picador; saludan los subalternos Rosa y Blázquez, con las banderillas. Dándole distancia, el toro tardea pero acude con alegría y transmite; como es pegajoso, no le deja al diestro alicantino estar a gusto. La faena tiene vibración pero es desigual, con series cortas y algunos enganchones. No mata bien y se repite la división.

Andrés Roca Rey viene a por todas, lo demuestra entrando a todos los quites, con variedad y brillo. El tercero parece embestir descoordinado, el Presidente lo aguanta y se gana la bronca. Suavemente, se lo lleva al centro: el trasteo, inteligente, se desluce por las caídas de la res.

El peruano tiene cabeza y técnica, además de valor, pero falta toro: no transmite nada. Lo mata muy bien. En el último, que se viene abajo, Roca Rey se sube encima, se muestra valiente hasta la temeridad, acaba asustando a la gente, es encunado aparatosamente pero parece que se libra de la cornada. No se le puede pedir más.

Los datos de la corrida

REAL MAESTRANZA DE SEVILLA. Sábado, 9 de abril de 2016. Séptima corrida. Lleno de «No hay billetes». Toros de Juan Pedro Domecq, incluido el sobrero (4º bis), flojísimos, solo aplaudido el 5º.

ENRIQUE PONCE, de sangre de toro y oro. Estocada corta (oreja con fuerte petición de la segunda). En el cuarto, estocada (saludos).

JOSÉ MARÍA MANZANARES, de azul pavo y oro. Estocada tendida (saludos). En el quinto, media atravesada (saludos con división de opiniones).

ANDRÉS ROCA REY, de canela y oro. Buena estocada (saludos).

print
Comentarios

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter