Entretenimiento

Una empresa valenciana realiza la maqueta de Maracaná para el museo de la FIFA

Océano Naranja, con sede en Cheste, es pionera en maquetas de arquitectura y museología y cuenta con más de treinta años de experiencia en el sector

iV.com.- La empresa valenciana Océano Naranja ha realizado para la FIFA la maqueta del mítico estadio brasileño Journalista Mario Filho más conocido como Maracaná, que preside las instalaciones del museo de esta organización en Zúrich, Suiza.

La reproducción del emblemático estadio de Río de Janeiro adorna las instalaciones del Museo de la FIFA en la ciudad helvética, un edificio de 3000 metros cuadrados que homenajea al fútbol y a los mundiales.

La empresa Océano Naranja, con sede en Cheste, es pionera en maquetas de arquitectura y museología y cuenta con más de treinta años de experiencia en el sector.

Mario de Alfonso, director de la compañía, es el responsable de este proyecto y se ha mostrado muy orgulloso por el encargo recibido y el trabajo realizado en la maqueta, hecha íntegramente de metacrilato.

“Maracaná es un estadio mítico, no solo por los encuentros que ha albergado, sino por su majestuosidad arquitectónica. Ha sido un trabajo especialmente complejo por los tres metros y medio cuadrados de la maqueta y por su forma ovalada”, ha expresado en declaraciones facilitadas por la empresa.

“Toda su historia está representada en esta maqueta, seccionada por su eje transversal. En un lado representa el estadio de Maracaná de 1954, año de su construcción y, en el otro, la reforma y nuevo proyecto del año 2014”, ha añadido el director.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter