Cultura

Se apagan de frío las farolas

Pedro Hermosilla / Malditas benditas palabras

Se apagan de frío las farolas,
se arropan de sol las aceras y las calles;
enmudecen  las sinfonías de los sueños,
se despereza el rock duro de las realidades.

La noche y el día se dan la mano;
no quieren, aunque deben, separarse.
Como un Romeo de Sol y una Julieta de Luna:
distintos, incompatibles…pero enamorados.

La Luna se esconde en sus quehaceres
 y el Sol enfurecido abrasa al mundo en la calima,
contando ambos, minuto tras minuto, el tiempo
para volver a verse en los atardeceres.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario