Actualidad

Carrefour celebra sus 40 años con la apertura de una Pop-Up Store en el centro de Valencia

Del 30 de marzo al 10 de abril, Carrefour abre su primera tienda efímera en el Mercado de Tapinería

Carrefour celebra su 40 aniversario en Valencia. La compañía inauguró el 30 de marzo de 1976 el que sería su primer hipermercado de la Comunidad Valenciana, Carrefour Alfafar.

Su apertura supuso una verdadera revolución en el sector de la distribución, en una época en la que la oferta comercial seguía respondiendo a parámetros tradicionales. Aquel centro es ahora un establecimiento que genera empleo para 235 colaboradores y la compañía, con más de 5.400 personas en la región, es uno de los principales actores económicos y sociales en la Comunidad Valenciana.

Entre los más de 5.000 colaboradores de Carrefour se encuentran 24 personas que, después de 40 años llevan trabajando en la cadena desde que ésta se instaló en la ciudad.

Primera Pop Up en Valencia

En la actualidad, Carrefour se caracteriza por contar con una estrategia omnicanal, multicanal y multimarca, para adaptarse a las necesidades que plantea el consumidor actual. Fruto de esta estrategia comercial innovadora, la empresa de distribución ha decidido festejar este aniversario con la realización de propuesta comercial totalmente diferente: una Pop Up o tienda efímera, en el centro de Valencia.

El espacio está ubicado en el céntrico Mercado de Tapinería, y tiene sus puertas abiertas hasta el al 10 de abril, con horario de 10 a 20:30 horas. Durante estos días los visitantes podrán conocer y adquirir productos de la colección de primavera-verano de textil, decoración y gastronomía. La Pop Up contará además un amplio programa de actividades que incluyen desde talleres sobre decoración, sesiones sobre moda y degustaciones de productos, entre otras acciones.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter