Opinión

Semana de presente…, y futuro

Miguel Ortiz

Tengo miedo, mucho miedo, igual que los miles de aficionados que integramos la familia del Valencia. Mi padre nos hizo socios del club a mis hermanos y a quien escribe estas líneas prácticamente en pañales, hemos visto a este equipo bajar a Segunda División desde nuestras antiguas butacas en tribuna central y no nos hace ninguna ilusión volver al infierno de la categoría de plata del fútbol español. Esta semana en la que nos encontramos… nos jugamos el presente y el futuro de la entidad.

El sábado tenemos una final, casi más importante que las dos que disputamos de Liga de Campeones contra Real Madrid y Bayern de Munich, de triste recuerdo. Nos enfrentamos a la Unión Deportiva Las Palmas en Gran Canaria. El conjunto blanquinegro está a seis puntos de los puestos de descenso y nos medimos a un adversario que está en un gran momento de forma.

El Valencia es decimocuarto con 34 puntos, el cuadro que dirige Quique Setién es decimoquinto con 33. Una derrota podría suponer un descalabro absoluto y más mirando el calendario que tenemos por delante. Lo que más me preocupa, sin lugar a dudas, es el aspecto psicológico de la plantilla. La escuadra de Mestalla no está acostumbrada a lidiar en estos lares, a coquetear con el agujero negro de la tabla.

Sin embargo, la Unión Deportiva Las Palmas saldrá a morder, con la moral por las nubes y mentalmente mucho más preparado que nosotros ante una situación así. Es la hora de que los pesos pesados del vestuario cojan el toro por los cuernos, tomen el timón y tiren del carro y del resto de sus compañeros. Toca remar todos a una, pensar en el escudo y en los colores de este club y afición que no se merecen estar donde están.

Hay que sumar seis puntos para no ‘patir’ y más vale conseguirlos cuanto antes, pensar en la planificación de la próxima temporada y sentar en el banquillo a un entrenador de garantías, contrastado, con nombre y que cale en la afición. Estaré con mi Valencia en Primera, en Segunda, en Segunda B y en Tercera, allí donde estés te animaré, pero esta entidad se merece estar entre los grandes de Europa.

Señor Lim, recupere nuestro Valencia y el sentiment de la afición.

@Miguelortiz1974

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter