Cultura

Cofradías valencianas rezan en la playa por los refugiados ahogados en el Mediterráneo

La Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador y la del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo

iV.com.- Dos cofradías del barrio valenciano del Cabanyal, la de la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador y la del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo, con sus imágenes titulares, han acudido hoy a orillas de la playa, en una ceremonia tradicional de la Semana Santa Marinera, que han dedicado este año a rezar por los refugiados ahogados en el Mediterráneo, además de por los familiares difuntos de los cofrades.

Sus respectivas imágenes titulares han salido en procesión a las 7.45 horas, cada una desde la casa de un cofrade, donde se encuentran desde el pasado Domingo de Ramos y, tras encontrarse, los cofrades han mantenido un primer momento de oración.

A continuación, la imagen del Cristo del Salvador ha acudido a la playa donde los cofrades han rezado por los refugiados fallecidos en el Mediterráneo, mientras dos mujeres se han introducido en el mar hasta la altura de las rodillas y han depositado sobre el agua una corona de laurel en honor a los difuntos.

Finalmente, el Cristo del Salvador ha acudido a su parroquia, Nuestra Señora de los Ángeles.

Por su parte, la hermandad del Cristo del Salvador y del Amparo de la parroquia de Cristo Redentor y San Rafael Arcángel acudió a la playa para rezar por los difuntos a mediodía.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter