Opinión

Eliminación justa, feliz cumpleaños

Miguel Ortiz

Hoy, 18 de marzo, es un día muy triste a la vez que feliz. Nuestro Valencia Club de Fútbol cumple hoy la friolera de 97 años, sólo quedan tres para el Centenario. Pero es una jornada negra y gris porque el club de Mestalla fue eliminado ayer de la Europa League. He tenido oportunidad de escuchar y leer, como todos los días, a muchos compañeros de profesión decir que el encuentro de ayer contra el Athletic de Bilbao fue un robo y que el conjunto blanquinegro mereció clasificarse para los cuartos de final de la competición.

Voy por partes. Es cierto, que el tanto de Aduriz viene precedido por una mano clamorosa y no debería haber subido al electrónico. Y que los de Gary Neville tuvieron oportunidades para dejar finiquitada la eliminatoria antes del tanto rojiblanco. Pero para mí, el cuadro de Mestalla, fue apeado justamente del torneo. Muchos de estos futbolistas no merecen vestir estos colores, este escudo que tanto sentimiento aflora entre miles y miles de aficionados.

No hay derecho a que jueguen cuando les plazca, cuando les salga de los bemoles. Si disputaran todos los choques con la misma intensidad que ayer no estaríamos donde estamos, señores. En decimosegunda posición liguera, luchando por la salvación en la máxima categoría del fútbol español, y eliminados de todo, en la Copa del Rey y en la Europa League. La campaña está siendo catastrófica a todos los niveles y puede traer graves consecuencias en el próximo periodo estival.

Estas palabras se traducen en que la columna vertebral de esta plantilla, los Mustafi, André Gomes, Enzo Pérez, José Luis Gayà o Paco Alcácer quieran cambiar de aires porque no tengan ninguna motivación por seguir en una entidad sin aspiraciones, lógico. Es otra de las cosas que me quedaron claras anoche, que los futbolistas lo dieron todo ante un escaparate europeo como es la antigua UEFA. Y lo que es inadmisible es que el entrenador británico, Gary Neville, esté más pendiente durante la previa a este duelo, en el que se jugaba la vida, de confeccionar la convocatoria de la selección inglesa que de preparar el encuentro contra el Athletic.

Entre unas cosas y otras han acabado con las ilusiones de todo el valencianismo. En mi caso, además de periodista, soy socio del Valencia desde los cinco años, mi hijo Pablo desde la presente campaña y, a fecha de hoy, no me motiva nada ir el domingo al partido contra el Celta en la avenida de Suecia. El día del Espanyol, mi nano me pidió irnos a casa cuando los periquitos marcaron el 0-1. Le convencí al decirle que íbamos a remontar y reAMUNTamos. Es la única realidad, no vamos a ninguna parte y, a esta marcha, veo el estadio de Mestalla con mucho cemento en las gradas el próximo curso. Feliz cumpleaños Valencia de mis amores.

@Miguelortiz1974

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter