Cultura

Vivir dentro de un poema

Pedro Hermosilla / Benditas-malditas letras

Vivir dentro de un poema

y bailar con nombres y adjetivos;
pisar calles adoquinadas con versos,
engalanadas con metáforas, con giros, con verbos.

Hacer malabares con las  palabras,
plantar  macetas de  asonantes por los balcones,
dejar que las rieguen las lágrimas de agua
de las oscuras nubes de las emociones .

Manchar hojas con tintas de colores que dibujen
coloridos amores, leyendas aliñadas de pasiones,
olas de mar, sangre y fuego…cañonazos de flores.

Tener como compañeros de camino a juglares,
a místicos, a ingeniosos bufones…

Llenar las despensas de atardeceres,
de discusiones  entre el mar, la brisa y los barcos de vela.

Coleccionar colecciones de naipes de primaveras.

Vivir con las ventanas del alma abiertas.
Saber mirar con la mirada con la que miran
los ojos de los poetas.

@pherza71

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter