Opinión

‘Defensores’ de la libertad de expresión

Enrique Arias Vega/A CONTRACORRIENTE

El derecho de los titiriteros madrileños a ser unos descerebrados y hasta soeces es discutible, como todo, e incluso defendible. El ofender y agredir a los demás, aunque sea verbalmente, y enaltecer la comisión de delitos ya es otro cantar.

Aun así, hay que agradecer el que haya gente que se esfuerce en defender la libertad de expresión hasta de los más miserables. Chapeau. Pero resulta sospechosísimo que quienes la defiendan sean precisamente los liberticidas, es decir, aquellos a quienes solo les preocupa la libre difusión de su credo mientras impiden la libertad de expresión de los que no opinan como ellos.

Me refiero, por ejemplo, a Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid (que pagó el espectáculo de títeres incriminado) y que va a ser juzgada por su asalto a la capilla de la Universidad Complutense madrileña. Para ella, la impunidad de los titiriteros debe ser total, mientras que la religiosidad de otros (sólo de los cristianos, por supuesto) debe ser rigurosamente perseguida.

Persecución, también, es lo que ha hecho históricamente Ada Colau, hoy alcaldesa de Barcelona y condescendiente con el espectáculo de guiñol de marras, quien practicó el escrache (acoso) a las sedes de aquellos partidos políticos con cuyo pensamiento no concuerda.

¿Es esa doblez coherente con la deseable libertad de expresión? ¿O se trata, más bien, de un hipócrita doble rasero para justificar las tropelías de los propios mientras se reprime todo pensamiento de los que disienten del suyo?

Elevando el listón, otro tanto deberíamos decir de prohombres como Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, defensores, dicen, de los sin voz, que impidieron personalmente, en cambio, una conferencia de Rosa Díez en la universidad en la que profesaban.

Con semejantes defensores de la libertad de expresión, al margen de las legítimas ideas que tenga cada cual, me temo que los derechos individuales y colectivos de los hombres y mujeres de este país lamentablemente acabarán por tener muy poco recorrido.

@EnriqueAriasVeg

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


Cáete siete veces y levántate ocho-proverbio japones.

PAGOS CON PAYPAL O TARJETA DE CRÉDITO (Pulsar Botón "COMPRAR AHORA" )

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

Colegio Regina Carmeli.- Paterna

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos

ES NOTICIA… Alcoy vuelve a rendirse a la espectacularidad de sus Entradas de Moros y Cristianos


Alcoy ha revivido este domingo las batallas de la Reconquista con sus Entradas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional. La coincidencia con el fin de semana y la meteorología, que finalmente ha respetado el día más llamativo de estos festejos, contribuyeron al lleno absoluto, con miles de personas que ocuparon al milímetro balcones y aceras de las principales calles del centro de la ciudad. Tras la primera Diana, que empezó cuando apenas rompía el alba, arrancó desde El Partidor la Entrada Cristiana, que este año corrió a cargo de la Filà Navarros. Desde lo más profundo de los bosques del norte, envueltos en un halo de misticismo, hicieron su entrada las tropas del Capitán, figura que encarnó el veterano festero José Vicente Jornet. Le precedieron grupos de amazonas y bailes de sobrecogedores aquelarres, así como imágenes tan espectaculares como las que dejaron los Zanpantzar, procedentes en este caso del pueblo de Ituren. Estos personajes tradicionales de la cultura vasca, que anuncian la llegada del carnaval agitando sus cuerpos de paja y sus cencerros, deleitaron al público con sus movimientos y contundentes sonidos.
elmundo.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter