COLABORACIONES Valencia

DIVERSIÓN CON BANDERAS: MÉXICO

Cheldon Cúper

NuqneH!

El 16 de septiembre México celebra su independencia.

Los mexicanos salen a las plazas públicas y emulan la noche de 1810 en la que el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamó a los feligreses del pueblo de Dolores, en el Estado de Guanajuato,  a levantarse en armas y que, a la postre, conduciría al fin del dominio español en los territorios de Nueva España.

México es un país de América que limita al norte con los Estados Unidos (a lo largo de una frontera de 3155 km), mientras que en el sur lo hace con Guatemala y con Belice. ​Las costas del país limitan, al oeste, con el océano Pacífico y, al este, con el golfo de México y el mar Caribe.

Su capital es la Ciudad de México.

La bandera de México se divide en tres franjas verticales de igual proporción, de colores verde, blanco y rojo.

En el centro de la franja blanca se encuentra el Escudo Nacional de México,  que consiste en un águila devorando a una serpiente (que sostiene con su pico y con la garra de su pata derecha) mientras se encuentra posada sobre un nopal situado en un islote sobre el lago de Texcoco.

Respecto a los colores de la bandera, el artículo 3 de la “Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales” no les da un simbolismo oficial;  por ello, se les pueden atribuir y se les han atribuido multitud de significados: Algunos, por ejemplo, opinan que los colores de la bandera se originaron en la bandera del Ejército de las Tres Garantías o “Bandera Trigarante”; otros creen que es una copia de los colores de la bandera italiana…

Sea como sea, los colores tienen un significado popular:

El Verde representa la Esperanza.

El Blanco es la Unidad.

Y el Rojo, la Sangre de los Héroes Nacionales.

Tugh qalegh!

 

print

About the author

Luis García del Real

Add Comment

Click here to post a comment

ES NOTICIA…

El Mundo.es

Verde, que te quiero verde, puede recitar este Betis, que dominó, tuteó, resistió y redujo al Madrid en un acto calamitoso para Cristiano, con síndrome de abstinencia, y Zidane, que recompuso al equipo como si hiciera una pizza: amontonó delanteros de la misma forma que se echan ingredientes sobre la masa. Quique Setién, en cambio, gestionó los tiempos hasta acabar el partido del mismo modo que empezó, con la pelota y una sinfonía de toques antes del remate de Sanabria. Tanto pensar en los récords históricos y universales, en lo trascendental, el Madrid, a siete puntos del Barça en cinco jornadas, tiene, hoy, un problema doméstico y terrenal.(El Mundo.es)

Informa Valencia

Campeonato Nacional de Liga

Liga Santander

Siga la marcha de la Liga Nacional de Fútbol de Primera División en nuestras páginas.

Sígueme en Twitter