El Arte de Escribir Valencia

EL RETOQUE

El retoque.
Terminado el trabajo, aún falta mucho para la obra definitiva. Salvo rarísimas excepciones, todo escrito ha de considerarse como un bosquejo que ha de ser revisado, corregido y … abreviado. Casi siempre se escribe un poco más de lo preciso. “Rara es la página literaria en la que, a la hora de la revisión, no sobra algo.
Este es el momento de procurar la palabra exacta, de recortar el estilo para darle concisión, de consultar el Diccionario en un caso de duda, de dar armonía al período …
¿ Termina aquí todo? Pregunta ésta de difícil respuesta. Escritores hay que dan a la imprenta sus escritos tal como surgieron «de primera mano», sin apenas retoque alguno; otros en cambio, vuelven una y otra vez sobre lo escrito en interminable trabajo de corrección.
Pero si mala es la excesiva confianza en sí mismo, no menos mala es la excesiva autocrítica. Las correcciones indefinidas, los retoques continuos pueden convertir una página inspirada en una obra seca, sin gracia. De estos escritos «archicorregidos» decía Quintiliano que estaban como llenos de cicatrices. Es preciso, afirmaba, «que la lima pula, pero que no gaste la obra».
En esta fase de la corrección y el retoque es recomendable leer en voz alta lo escrito. Buen procedimiento éste para sorprender, sobre todo, los defectos de armonía. Flaubert decía que una frase era buena cuando podía leerse en voz alta, por corresponder a «las necesidades de la respiración».
Finalmente, una última recomendación: déjese reposar lo escrito antes de proceder a su corrección y retoque. ¿Cuánto tiempo durará este reposo? Imposible dar reglas al respecto. Sólo podemos afirmar que lo suficiente y preciso para que, al releer el trabajo, exista ya una cierta distancia entre la obra y el autor: para que podamos releer lo nuestro como si lo hubiera escrito otro.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ELVIS, EL BLANCO QUE CANTÓ COMO UN NEGRO
Ayer por la noche, decenas de miles de personas pasearon, velas en mano, cerca de Memphis, por los jardines de Graceland, la excéntrica mansión que mandó construir «el Rey». Hoy se cumplen cuarenta años del día en que fue encontrado muerto en el baño de su habitación, en el final de una agonía marcada por la adicción a los fármacos. Las llamas de quienes participaban en la vigilia dedicada a Elvis –se esperaban unas cincuenta mil personas, en una procesión que se extendió hasta entrada la madrugada– emitían una luz diferente a las de los racistas de Charlottesville. Elvis fue un blanco que cantó como un negro en los años 50, que rompió barreras raciales en la música –cuando los éxitos de los negros no se colocaban en las mismas listas que los de los blancos– y que supuso un puente en la cultura popular hacia los logros de los movimientos a favor de los derechos civiles en los años 60.

********************************

Ninguna universidad española entre las 200 primeras del ranking de Shangai
El ojo ha de descender hasta el puesto 239 para encontrar una universidad española en el Ránking de Shanghai, una de las clasificaciones mundiales más reconocidas en lo que a excelencia universitaria se refiere y cuyo total asciende a 500. Casi en la mitad de la tabla se asienta la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y le siguen otros 10 centros españoles, algunos muy cerca de la cola, como la Universidad del País Vasco (492) y la Universidad de Valencia (495). También se pierde fuelle desde un ángulo más general pues, si en 2015 fueron 13 las universidades españolas dentro de este ránking, en 2016 pasaron a ser 12 y, ahora, son 11, al salir de la lista la Universidad Rovira i Virgili.
********************************

La imagen de España cotiza al alza en los medios de comunicación internacionales
«Llegué a Madrid en diciembre de 2012, justo a tiempo para celebrar la Navidad más desoladora que la ciudad había visto en una generación. El país se tambaleaba y estaba al borde de la ruina». Así recuerda Tobias Buck, corresponsal del Financial Times en Madrid, sus primeros días en España. En su carta de despedida, que se hizo viral en las redes sociales a las pocas horas de publicarse, Buck describe una realidad desgarradora: «España estaba en una recesión y sufriendo una crisis de desempleo que haría que la tasa de paro alcanzase el 27% unos meses después de mi llegada», sigue la misiva.

Hoy España crece a más del 3%, se ha convertido en un socio fiable en Europa y la tasa de desempleo ha experimentado la mayor bajada de la serie histórica en junio y ha alcanzado los niveles de antes de la crisis. La «marca España» ha pasado de ser la de un país desolado por los efectos de la crisis a ser un país en alza

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets