Cultura

Darío Grandinetti y Lucas Figueroa presentan ‘Despido procedente’ en Kinépolis Paterna

Cartel de la película

Rodada entre España y Argentina, la película llegará a las salas el próximo 30 de junio

S.M.- Los cines Kinépolis y el Ayuntamiento de Paterna continúan apostando por las producciones nacionales a través de los Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis, que arrancaron el pasado marzo con la proyección de “El Bar” y continuaron los meses siguientes con el thriller “Plan de fuga” y el drama “No sé decir adiós”.

Dentro de su programación de presentaciones de las películas españolas más importantes de la temporada, los cines Kinépolis Valencia acogerán el próximo martes 20 de junio el preestreno de “Despido procedente”, comedia de acción dirigida por Lucas Figueroa. La proyección estará presentada por el propio realizador -quien tiene en su haber el récord Guinness al cortometraje más premiado de la historia, Porque hay cosas que nunca se olvidan- y por el co-protagonista Darío Grandinetti, considerado uno de los grandes actores argentinos de las últimas décadas gracias a trabajos como El lado oscuro del corazón, Hable con ella, La carta esférica o Relatos salvajes, esta última nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

La cinta cuenta la historia de Javier (Imanol Arias), un ejecutivo de una multinacional que comete un error al indicar una dirección a un desconocido que le pregunta en la calle (Darío Grandinetti). Esta equivocación se transformará en su peor pesadilla cuando el desconocido comience a acosarlo reclamando una indemnización por el fallo cometido. La situación se tensa aún más con la aparición de Sam (Hugo Silva), un compañero de oficina con quien tendrá que competir para mantener su puesto de trabajo.

Mediante este ciclo, Kinépolis y el Ayuntamiento de Paterna, con la colaboración de Grupo 374 y La Plaza se Mueve (una iniciativa de Mar de Avellanas y Cervezas Alhambra), pretenden consolidar la conexión entre Valencia y los principales nombres que integran el cine español a través de diferentes preestrenos y presentaciones especiales.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets