Entretenimiento

El Ateneo Mercantil contribuyó para que la Estación del Norte se ubicara en el centro de Valencia

La exposición se mantendrá abierta hasta el próximo 15 de junio y es de acceso gratuito

SM.- La presidenta del Ateneo Mercantil de Valencia, Carmen de Rosa,  ha recordado la reunión de 1906 con el alcalde de Valencia para demandar el traslado de la Antigua Estación del Norte a su actual ubicación. Hasta ese momento, 1906, estaba emplazada en lo que hoy es Telefónica y la casa Balanzá

De Rosa ha afirmado que “nuestra institución ha sido partícipe de la historia, de las infraestructuras y del transporte de Valencia y el Ateneo no podía dejar de celebrar el centenario de la Estación de Norte, ya que fuimos una de las claves para que se siguiera ubicando en el centro de la ciudad”.

“Tras esa fachada modernista, esta obra centenaria concentra historias arquitectónicas, tecnológicas, urbanas, sociales, económicas, que la revisten de un gran interés cultural y patrimonial. El Ateneo ha aportado también su granito de arena para que este símbolo de la sociedad valenciana y de la arquitectura ferroviaria viera la luz”, ha destacado.

Esta mañana se ha inaugurado en el Salón Noble del Ateneo la exposición Encuentros en la estación. València-Nord, un espacio de modernidad (1917-2017) que se mantendrá abierta hasta el próximo 15 de junio y que es de acceso gratuito. La inauguración ha contado con la presencia de la presidenta del Ateneo y de la consellera de Vivienda, Obas Públicas y Vertebración del Territorio, Mª José Salvador.

Durante su intervención, Carmen de Rosa ha explicado que la relación del Ateneo Mercantil de Valencia con la Estación del Norte data de 1906, cuando la Junta Directiva mantuvo una reunión clave con el alcalde de Valencia para demandar el traslado de la Antigua Estación del Norte, que estaba en lo que hoy es Telefónica y la casa Balanzá. “Hubo muchas propuestas para ubicar la nueva estación, incluso se quiso sacarla del centro de la ciudad, pero fuimos fieles defensores de que ocupara el lugar que hoy todos conocemos”, ha apuntado.

Asimismo ha comentado que “durante la década en que estuvo construyéndose, el Ateneo fue un importante punto de información sobre la nueva estación para la sociedad valenciana. De hecho, hubo varias conferencias ofrecidas por artesanos, industriales y por el propio arquitecto, Demetrio Ribes, en las que se presentaron varias propuestas para la estación”.

En este sentido, Carmen de Rosa ha indicado que cinco años antes de que la estación del Norte abriera sus puertas en 1917, el Ateneo no cesó en sus pretensiones de dotar a Valencia de un tren directo a Madrid por Cuenca e incluso un Comisión de nuestra casa encabezada por el presidente junto al alcalde y el presidente de la Diputación se trasladaron a la capital de España para reiterarla.

“La idea era clara, había que comunicar Valencia con Madrid en el menor tiempo posible y más con la construcción de esta gran infraestructura junto a la Plaza de Toros” añadiendo que “décadas más tarde también fuimos partícipes en la llegada de la alta velocidad a nuestra ciudad, presentando una serie de propuestas que se incluyeron en el trazado definitivo. En resumen, el Ateneo siempre ha estado defendiendo las infraestructuras vitales para la ciudad”, ha concluido Carmen de Rosa.

Exposición en el Salón Noble

En el Salón Noble del Ateneo, la Cátedra Demetrio Ribes ha expuesto los diversos aspectos relacionados con la estación del Norte, desde la figura del arquitecto que la diseñó, Demetrio Ribes, hasta la vida cotidiana de la estación, pasando por sus proyectos, su arquitectura y su ornamentación.

Entre las obras expuestas, se encuentran reproducciones de los planos originales de Demetrio Ribes, fotografías tanto históricas como actuales, piezas de cerámica original o una maqueta inédita.

La exposición, organizada la Cátedra Demetrio Ribes, dependiente de la Conselleria d’Habitatge, Obres Públiques i Vertebració de Territori, cuenta con la colaboración y el apoyo del Ateneo Mercantil, así como ADIF, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, el CEDEX-CEHOPU del Ministerio de Fomento, el Ajuntament de Valencia, y coleccionistas privados y de la propia familia del arquitecto a través de la colección Guillot-Ribes.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets