Opinión

El cazador cazado

 Antonio Gil-Terrón 

¿Los milagros son las muletas de la fe? Pues no; pero bienvenidos sean si nos ayudan para dar luz a quienes de corazón desean ver.

Había una vez un prestigioso doctor [*] que puso sus conocimientos y estudios al servicio de la causa atea de la que era devoto militante. Así pues, se marcó como objetivo el desenmascarar y desmentir, con las armas que la ciencia ponía a su disposición, los aparentes milagros de hostias e imágenes religiosas sangrantes.

Al final el ateo, ante la innegable evidencia de lo que descubrió, terminó por convertirse en un ferviente católico, dedicando su tiempo, a partir de entonces, a pregonar a los cuatro vientos sus alucinantes descubrimientos. El cazador había sido cazado.

[*] Ricardo Castañón Gómez es doctor en Psicología Clínica, con estudios universitarios realizados en Alemania e Italia. Es especialista en Medicina psicosomática, y Neuropsicofísiología cognitiva. Asimismo, realizó estudios de especialidad de Psicoterapia en Londres, de Patologías en Lyon-Francia, y de Toxico dependencias en Berkeley-California. Curso estudios de Bioquímica en Wheil – Alemania, y de Psicología aplicada en Lovaina-Bélgica. Ricardo Castañón es autor de 13 libros, habiendo publicado y más de 400 artículos sobre ciencia y divulgación.

print
Comentarios

Add Comment

Click here to post a comment

TU ANUNCIO en esta columna


Póngase en contacto con nuestro
gestor de publicidad Tf. 654 98 80 17

ES NOTICIA…El Valencia despierta a tiempo para hundir más al Málaga

ES NOTICIA…El Valencia despierta a tiempo para hundir más al Málaga

Coquelin y Parejo, de penalti, dan la vuelta al marcador en cuatro minutos ante el colista Málaga, que se adelanta por medio de Ideye

El Valencia borró anoche la sonrisa al Málaga de un plumazo, en apenas cuatro minutos. Cuando parecía que el colista resucitaría con el gol de Ideye, Coquelin y Parejo, de penalti, le condenaron al abismo cuando los andaluces, que hicieron un partido más que digno cargado de más corazón que cabeza, se las prometía muy felices.
(elmundo.es)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter