Actualidad

La Generalitat quiere blindar sus redes

Ante la especial virulencia de los ataques realizados en los últimos años contra la seguridad de los sistemas TIC de gobiernos, administraciones públicas y empresas con alto valor estratégico

La Generalitat ha sacado a licitación el contrato para dar soporte especializado a las actividades del Centro de Seguridad TIC de la Comunidad Valenciana (CSIRT-cv) y a la adquisición, instalación, configuración y mantenimiento de la infraestructura necesaria para monitorizar y proteger la red corporativa de la Generalitat.

CSIRT-cv está adscrito a la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y persigue asegurar la integridad de los sistemas de información en la Comunidad Valenciana, abarcando tanto la protección de la Administración Pública como de sus empresas y la ciudadanía.

El nuevo contrato cuenta con un presupuesto de 7.615.944,26 euros y una duración de cuatro años. Ante posibles prórrogas, el valor estimado final podría alcanzar la cifra de 11.790.782,32 euros. El plazo para presentar las ofertas finaliza el próximo 19 de septiembre de 2016. Toda la información está disponible en la plataforma web de contratación de la Generalitat.

El Centro de Seguridad TIC de la Comunidad Valenciana está formado por un equipo multidisciplinar de personal técnico, especializado en los distintos ámbitos de la seguridad de la información, que se dedica a desarrollar medidas preventivas y reactivas para mitigar los incidentes de seguridad informática en el territorio.

Con este contrato se pretende dar continuidad al correcto desarrollo de las actividades de CSIRT-cv y ampliar sus capacidades. Además, entre los objetivos del centro está el de promover tanto una cultura de seguridad de la información como buenas prácticas en el uso de las nuevas tecnologías entre la sociedad valenciana, para ayudar a minimizar los incidentes de seguridad y afrontar activamente cada nueva amenaza.

Aumento de capacidades y servicios

Ante la especial virulencia de los ataques realizados en los últimos años contra la seguridad de los sistemas TIC de gobiernos, administraciones públicas y empresas con alto valor estratégico, es necesario aumentar y reorientar las capacidades de CSIRT-cv y redefinir sus servicios actuales, lo que permitirá al centro una constante evolución y seguir luchando con eficacia contra las amenazas presentes y futuras.

Aunque la estrategia seguida por el centro hasta la fecha ha demostrado ser eficaz y correcta, el objetivo es, tal y como establece la Estrategia de Seguridad Nacional (ESN) y las distintas políticas de seguridad y protección del ciberespacio, adaptar las capacidades tradicionales de CSIRT-cv.

El contrato permitirá seguir dando respuesta de forma rápida ante las nuevas tipologías de incidentes y cumplir con los objetivos y acciones de CSIRT-cv, como son la prevención, defensa, detección, respuesta y recuperación de los sistemas de información frente a las ciberamenazas.

Por este motivo y dada la especialización requerida, se licita el presente contrato, ya que estas acciones deben ser realizadas por personal técnico muy cualificado, con alto nivel de actualización tecnológica y con amplio espectro de cobertura de las distintas disciplinas de la ciberseguridad.

El personal de la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones no dispone, en la actualidad, de la capacitación técnica suficiente para abordarlas. Asimismo, es necesario un equipo y unas capacidades de refuerzo que solo una empresa con especialización en seguridad puede aportar.

Seguridad de la información

El Centro de Seguridad TIC de la Comunidad Valenciana realiza una intensa actividad de difusión y concienciación sobre la importancia de la seguridad de la información, a través de sus campañas en los perfiles en redes sociales Facebook y Twitter, donde ya cuenta con 4.600 seguidores.

Además, emite diariamente informes a más de 50 organismos de la red corporativa de la Generalitat y contribuye a aumentar la confianza en la red de ciudadanos y empresas de la Comunitat, quienes disponen de una amplia oferta formativa gratuita, a través de su portal, de la que ya se han beneficiado más de 30.000 personas, 2.560 de ellas a lo largo de 2016.

CSIRT-CV procesa una media diaria de más de 300.000 alertas provenientes de los sistemas de seguridad de la red corporativa de la Generalitat y ha gestionado, desde que inició su funcionamiento, 6.000 incidentes de seguridad, siendo más de 130 de estos, de máxima criticidad.

El centro ha emitido más de 335 boletines, publicado más de 8.000 noticias y alertas de seguridad y recibido más de 2,5 millones de visitas en su portal web. Además, genera publicaciones para difundir prácticas seguras y ofrecer consejos sobre el uso de todo tipo de dispositivos (PC, móviles, tabletas, etc.), aplicaciones y programas.

En el marco de su labor preventiva, en el último año ha evitado numerosas infecciones por casos de código malicioso, destacando las distintas variantes de ransomware, que están causando estragos en Internet.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets