Cultura Entretenimiento

Raimundo Amador cierra los conciertos de Viveros

Llega el final de los Conciertos de Viveros en el marco de la Gran Fira de València, tras una programación diversa en la que han tenido cabida todos los estilos musicales

Raimundo Amador es el máximo representante de la fusión del flamenco y el blues. Se trata de un artista cuyos directos se caracterizan por estar llenos de energía e intensidad, y una trayectoria plena de colaboraciones con grandes artistas de todo el mundo, como BB King, Björk o Camarón de la Isla.

Considerado uno de los guitarristas más emblemáticos de nuestro panorama musical, se dio a conocer en el año 1980 con el mítico grupo Pata Negra, que formó con su hermano. Desde ese momento no ha parado de subirse a los escenarios y se ha constituido como el mayor exponente de esa fusión clave de la música nacional que es el flamenco- blues.

Amador cierra la edición 2016 de los Conciertos de Viveros, por los que han pasado referentes de la música internacional, exponentes de la música valenciana, estilos para públicos diversos y nombres como Anastacia, The Alan Parsons Project, Quilapayún, Toquinho & María Creuza, Los Suaves, Senior i el Cor Brutal, Cuello, Tórtel, Los Glurps, Ley DJ, Chambao, Muchachito Bombo Infierno, John Acquaviva, Kostrok, Mr. West, AAPAES, Boranimals, Five Points, Toni Copas, Electronicall, Delizeews, Nate Cabrera, Steve Vai, Melody Gard, Aspencat, Green Valley, Auxili, El Barrio, Julian Marley, Mediterranean Roots, Candela Roots, Electric Light Orchestra, Gloria Gaynor, Xavi Castillo, The A-Fonics, Òscar Briz, Ilegales…

Horario: apertura de taquilla 19:00h, apertura de puertas 20:00h. Baron Dandy: 21:00h. Raimundo Amador: 22h. Precio en taquilla 20€

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets