Actualidad

La izquierda antidemocrática cuestiona los resultados electorales a base de insultos

Altos cargos y líderes políticos de izquierda radical atacan a los 917.000 votantes en la Comunidad Valenciana del Partido Popular

iV.com.- Sin una sola solución seria de gobierno para la sociedad valenciana en un año de gestión inútil pero plagado con diversidad de gestos tan inservibles cómo revanchistas, la mayoría de la izquierda demuestra su nulo talante democrático, cuestionando de forma visceral el contundente resultado en las urnas del 26 de junio.

Y de esta manera, saliendo al paso de tan antidemocrático ataque, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha acusado este martes a la vicepresidenta de la Generalitat y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, de “insultar a los votantes del PP” al manifestar que no entiende cómo los ciudadanos votan a “presuntos delincuentes”, y ha confiado en que fueran “fruto de un calentón” y rectifique. Si no es el caso, ha instado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a exigirle “hoy mismo” esa rectificación.

Así se ha manifestado Bonig en las Corts, donde también ha lamentado las palabras del cabeza de lista de ‘A la Valenciana’, Joan Baldoví, apuntando que hubo ciudadanos que votaron al PP “con la nariz tapada”. A su juicio, estas declaraciones son “inadmisibles” porque “en democracia los votos se respetan siempre y no se cuestionan los resultados”, algo que, ha indicado, no está haciendo la “izquierda radical”.

Para la dirigente del PPCV “cuando uno se cabrea se va a su casa, llora y se pelea con el mundo” pero “no arremete contra votantes de otro partido” y ha explicado que cuando su partido perdió el poder en mayo de 2015 asumió la derrota, lloró lo que tenía que llorar y “reflexionó”.

Bonig ha asegurado que las declaraciones de Oltra han provocado una “ola de indignación” en el partido y “917.000 votantes no se merecen que su vicepresidenta les ataque como les ataca”, al tiempo que ha remarcado que la dirigente de Compromís “ya empieza” también a tener alcaldes investigados y “su secretaria autonómica y su directora general en el Gobierno muy ético, estético o medio pensionista no son esos comportamientos y nadie del PP ha salido a insultar”.

Por ello, ha pedido respeto a los resultados electorales, que según ha dicho han dado “aire fresco” y animan “muchísimo” al PPCV para creer que “se pueden conseguir ayuntamientos y la Generalitat en 2019″. Hasta entonces, ha dicho, queda un periodo “apasionante” en el que el PP hará una oposición “combativa” y se presentará como un partido valencianista, positivo, europeo, integrador y centrado. 

Oltra

Tras perder más de 18.000 votos en tan sólo 6 meses, la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, ha arremetido contra los votantes del PP para explicar los resultados de los comicios del pasado domingo, en los que ni la coalición “A la valenciana” ni Unidos Podemos alcanzaron sus expectativas, que pasaban por obtener los diputados suficientes para formar un gobierno con un pacto similar al fraugado hace un año en la Generalitat.

Así, Mónica Oltra, se preguntó este lunes “por qué todavía los ciudadanos votan a presuntos delincuentes”, en referencia al aumento en votos y en escaños del Partido Popular.

Según Oltra, la pregunta que se tiene que hacer la ciudadanía es “por qué siguen votando al partido de los corruptos, al partido de los imputados”.

“Este resultado da como consecuencia que vuelve a haber diputados imputados en el Congreso, esto es algo que nos avergüenza y es algo que tenemos que estudiar”, ha manifestado.

Para la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, “no es que se premie a la corrupción”, pero sí que “se sigue dando aire a un partido que está lleno de presuntos corruptos y que ha saqueado esta tierra, que ha saqueado las arcas públicas y que presuntamente se ha financiado ilegalmente con ese saqueo”.

Oltra ha negado que con estas palabras esté arremetiendo contras los 919.000 votantes del PP en la Comunidad Valenciana.

Antes, la vicepresidenta de la Generalitat había dicho que “en este país hay mucha gente que ha votado avergonzada de su voto, y esto explica la diferencia entre la encuesta a pie de urna y el resultado real”, ha interpretado Oltra, que ha asegurado que aspira “a conseguir que en esta comunidad la gente pueda estar orgullosa de su voto y no tenga por qué avergonzarse”.

Mata

También el PSPV ha arremetido hoy contra los votantes del PP a través del  portavoz en las Cortes Valencianas, Manuel Mata, que ha señalado que “pensar que uno de cada tres valencianos y valencianas, mayores de 18, que me cruzo por la calle, votan al PP y venirme abajo es todo uno”.

Mata no se ha cortado en las críticas hacia los 917.398 valencianos que votaron líbremente al Partido Popular y, obviando los casos de su partido en Andalucía se ha permitido la licencia de afirmar al respecto que “la factura de la corrupción es muy barata”.

Por su parte, el cabeza de lista de la coalición ‘Compromís-Podemos-EUPV: A la Valenciana’, Joan Baldoví, ha asegurado este martes que a la vista de los resultados del pasado domingo “puede que haya funcionado ese mensaje del miedo, de que venían los malos” y haya sacado “abstencionistas del PP que, tapándose la nariz, han ido a votarlo”.

 

 

 

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets