Deportes

Assen, MotoGP: Miller se estrena y Márquez se escapa

Caída de Rossi y naufragio de Lorenzo (10º) que permite al de Cervera escaparse en la tabla

iV.com/EG/MD.- La carrera que conmemoraba las 250 en MotoGP desde que sustituye a 500cc, será recordada durante años y no sólo porque ha sido la primera vez que se ha corrido en domingo en Assen. Ha sido la primera carrera declarada en mojado del año, ha acabado siendo una carrera partida en dos, con un ganador que se estrena, el australiano Jack Miller, y tres hombres en el podio, Miller, Márquez y Redding, un piloto de 21 años y otros dos de 23 años a cual más feliz.

Desde Toni Elías en el GP de Estoril’2006, ningún otro piloto privado se había llevado una victoria en MotoGP hasta que Jack Miller, aliado a su Honda, dulce sobre el agua y sin temor a la falta de aceleración, y a unas condiciones fantasmagóricas en Assen, se ha llevado el triunfo. Era su 25ª carrera en MotoGP y tras su 10ª en Catalunya, hasta entonces su mejor resultado, el piloto que se marcó el reto de saltar de Moto3 directamente a MotoGP en 2014, a instancias del la mismísima Honda Racing Corporation, ha asaltado la banca de MotoGP a sus 21 añitos.

Miller liderando la acrrera, GP de Moto GP, Assen.
Miller liderando la acrrera, GP de Moto GP, Assen.

Pero quién ha salido ganando ha sido Marc Márquez, el hombre que ha entrado en el parque cerrado señalándose la cabeza. Tras la caída de Rossi y el naufragio de Lorenzo en agua,  ha guardado en su casillero unos preciosos 20 puntos que le permiten escaparse al frente de la tabla con 24 puntos sobre Lorenzo y 42 sobre Rossi.

En la tercera vuelta, se ha quedado en cabeza Márquez con Miller, tras éste Pol Espargaró, en puestos de podio. Miller ha adelantado al de Cervera en la quinta vuelta e inteligentemente lo ha dejado ir Marc. Junto a Reding, que perseguía el tercer cajón de Espargaró, eran los más rápidos en pista, arriesgando sin nada que perder. A la cola, Lorenzo y Viñales, 12º y 13º los más lentos de nuevo en pista y con esa sensación de ir pilotando sobre hielo.

Sólo 14 pilotos en pista en el ecuador del sprint, aunque los tres últimos con caída incluida. A falta de tres giros, Márquez ya se ha dejado ir y ha dejado a Miller a expensas de su propio error, que no ha cometido.

Yonny Hernández, protagonista

En la primera salida el gran protagonista ha sido el colombiano Yonny Hernández que salía sexto y, aliado al neumático rayado más blando, ha empezado a progresar. Rodando dos segundos más rápido en el tercer giro y sin nada que perder, ha pasado a Dovizioso y unas curvas después a Rossi y se ha puesto en cabeza. La lluvia se ha intensificado y pese al tiento que llevaba, el piloto del team Aspar se ha caído en el duodécimo giro y ha dejado en cabeza a Dovizioso con 1”7 sobre Rossi y Petrucci se le ha pegado detrás.

Han consolidado el paso por la vuelta 14ª cuando ha salido la bandera roja con Dovizioso, Petrucci, Rossi, Redding, Márquez, Pedrosa y Lorenzo naufragando en la 19ª. Han esperado a que menguara la lluvia, los operarios sacando el agua de las trazadas y se ha retomado un sprint de 12 vueltas ya todos poniendo los neumáticos blandos de agua.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets